•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un aparente malentendido “encendió” los ánimos de unos amigos de tragos, quienes se enfrentaron a golpes y filazos, incidente que dejó un muerto y tres detenidos que hoy serán acusados por homicidio.

El crimen ocurrió en el barrio Los Cachorros, cerca de la laguna de Xiloá, en el municipio capitalino de Ciudad Sandino, la noche del domingo, pero fue hasta este lunes que Francisco José Martínez López, de 44 años, encontró el cuerpo de su hermano Mario Antonio, quien tenía 41, tirado en el suelo y con cinco estocadas mortales.

Las autoridades del Distrito X de Policía investigaron el hecho de sangre y mantienen retenidos a los propietarios de la vivienda donde ocurrió el crimen, quienes además estuvieron ingiriendo licor con la víctima.

Los detenidos son Leyli Ivón Rojas Hernández, de 28 años, y su compañero de vida, Javier Antonio Aguirre Gaitán, de 27, además de su hermano Deybi Roberto Hernández, de 25, a quien la Policía señala de ser el autor directo del homicidio.

Primera y última

“Todo empezó por un malentendido, se estaban dando bromas y luego mi marido le dijo: ‘No se juegue de vivo’, él (Martínez) quién sabe qué entendió, y empezó el pleito. Logré separarlos, pero al rato volvió Mario y empezaron el pleito nuevamente”, relató Rojas.

“Cuando mi hermano (Deybi) vio que estaba agrediendo a mi marido, se volvió a meter (en la discusión) pero Mario venía armado de un machete, y lo que él hizo fue defenderse con un cuchillo”, justificó Rojas.

“Era la primera vez que ingeriamos licor con él (Mario), no sabía qué tipo de guaro tenía, aunque lo conocía desde hace tiempo”, murmuró Aguirre.

“Los detenidos pasarán a la orden del Ministerio Público para responder por el delito de homicidio. La víctima falleció producto de las estocadas que le propinaron en la espalda, dos de las cuales le perforaron ambos pulmones, las otras heridas eran en los hombros y axilas”, informó la inspectora Violeta Pérez, vocera del Distrito Diez de Policía.