Fátima Tórrez González
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Es cierto lo que dice mi madre, cuando ando bajo los efectos del licor o la droga me descontrolo”, confesó Javier Baca Leytón, de 46 años, al admitir la acusación que la Fiscalía promovió en su contra por violencia psicológica en perjuicio de su progenitora, Sara Leytón Díaz, de 84 años.

La acusación, radicada en el Juzgado Especializado en Violencia de Ciudad Sandino, señala que Baca maltrató física y psicológicamente a su mamá durante 18 años, y cuando ella le llamaba la atención, este le respondía con insultos y golpes.

“Cada vez que llegaba a la vivienda bajo los efectos del licor, exigía a su progenitora que le diera de comer y como esta le contestó que suficiente era con los tres tiempos de comida que le daba, el acusado la agredió y le dijo: ‘¿Para qué me pariste? Te odio, maldita seas, porque le pariste a todo mundo, te voy a matar’”, señala el escrito acusatorio.

Amenaza de muerte

“El acusado también amenazó de muerte a un nieto de la víctima, a quien le dijo que no lo quería ver viviendo en la casa, y si lo encontraba lo iba a matar. Martha Baca Leytón defendió a su hijo de la amenaza de su hermano, y también recibió amenazas”, detalló la Fiscalía.

La valoración psicológica que realizó la forense Ivania Vargas revela que doña Sara sufre de un estado ansioso por el daño físico que tuvo. La especialista recomendó que la víctima reciba tratamiento psicológico.

Ante la admisión que hizo el acusado, el fiscal Róger Santiago Alvarado solicitó para el reo la pena mínima, que es de ocho meses de prisión.