•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía matagalpina, en coordinación con Dirección Antidroga de esa institución, puso en marcha el plan Coraza, que dejó la detención de trece personas, entre ellas el supuesto dueño de un expendio de estupefacientes en el barrio “Larreynaga”, ubicado al sur de la ciudad.

El comisionado Ramón Morales, segundo jefe de la Policía matagalpina, aseguró que al expendio ubicado en el barrio “Larreynaga” le venían dando seguimiento desde hacía más de dos meses, y entre las evidencias hay videos donde los detenidos aparecen con la marihuana en la mano.

Los datos policiales indican que primeramente los sujetos vendían la droga en las casas y después se tomaron las calles donde vendían el alucinógeno. Los expendedores de droga se abastecían y luego escondían la droga en un predio montoso. Cuando llegaban los consumidores la sacaban para realizar los famosos “churros”, que eran consumidos en plena vía pública frente a los transeúntes, sin importar que fueran niños y niñas.

En estos predios montosos la Policía, apoyada con la técnica canina, logró encontrar varios paquetitos enterrados con hierba seca, la que al realizarle la prueba de campo resultó ser marihuana.

Antonio Díaz Matus es el nombre del supuesto dueño del expendio. Este es señalado de distribuir la droga a los consumidores y recibir el dinero. En su defensa dijo que era consumidor, no dueño del expendio. Alega que su única ocupación es el destace de cerdos. Sin embargo, las autoridades policiales aseguran tener suficientes elementos probatorios para que se acuse al detenido.

También la Policía considera tener suficientes elementos que señalan a Díaz de ser el que dirigía el expendio. Indican que con las ganancias del producto ya había comprado dos motocicletas que fueron ocupadas por los agentes.

El oficial Morales señaló que la institución va fuerte contra los expendedores de droga, con el objetivo de eliminarlos y que dejen de envenenar a la juventud.

 

Acciones exitosas

Recientemente la Policía de este departamento logró la incautación de 363 libras de marihuana que iban a bordo de una camioneta color gris, cuyos ocupantes tuvieron intercambio de disparos con los agentes, y dejaron la camioneta y la droga abandonada junto a cinco sacos repletos de hierba seca.