•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Enrique Martínez le debe la vida a uno de sus compañeros de trabajo, quien lo haló para otro lado cuando “El Pelón”, un bus de la ruta Managua-Mateare, entró como un torbellino en el auto-lavado Martínez para luego detenerse, de golpe, en un poste del tendido eléctrico.

El accidente ocurrido ayer a las 8:00 am, cerca de la entrada al municipio Ciudad Sandino, en Carretera Nueva a León, dejó a los pasajeros del bus asustados, pero sanos, y a los habitantes de Mateare sin energía por varias horas, porque las cuadrillas tuvieron que cortar el fluido eléctrico para reponer el poste.

“Lo que pasa es que el bus venía rápido”, comentó Martínez, quien relató que a la hora del accidente, su patrón, José Alberto Martínez, se encontraba orando en el interior del negocio, pero se puso a buen resguardo al ver venir el bus a toda velocidad.

Luisa Blanco, quien se gana la vida vendiendo alimentos en un bar cerca del auto-lavado, coincidió con Enrique Martínez al decir que en esa zona “los buses caminan desmangados”.

“La Policía no controla a estos monstruos, estos buseros son atroces”, agregó, para luego explicar que todos los que tienen negocios a la orilla de la Carretera Nueva a León están expuestos al peligro.

La comerciante dijo que el personal de la Alcaldía de Ciudad Sandino está enterado del problema, pero hasta ahora cada mes solo aparecen para cobrarles los 10 dólares que pagan por el derecho a vender a la orilla de la carretera.

¿Quién tuvo la culpa?

La Policía está investigando la causa del accidente, pero el conductor del bus, Felipe Reyes, explicó que ocurrió porque la camioneta Hilux blanca, placa M159-984, que viajaba de sur a norte sobre el carril derecho “se le voló”, y aunque trató de esquivarla, le dio por detrás en la esquina derecha, descontrolándolo, luego maniobró e impactó contra el auto-lavado.

Por su parte, Narciso Correa Urbina, quien tiene 30 años de experiencia al volante, dijo que él no le invadió el carril a Reyes, sino que lo ocurrido fue que este quiso adelantarlo, pero cuando vio a la Policía, quiso retornar, pero no pudo y perdió el control.

Gloria María Martínez, propietaria del bus, anunció que los daños en el “auto-lavado Martínez, tasados en unos 4,000 dólares, serán pagados con el seguro por daños a terceros.


"Hacemos un llamado a la población: que ande con prudencia; es mejor perder un poquito de tiempo (que andar rápido),  porque la vida nos espera".

Comisionado
Alejandro Ruiz
Jefe PN-X