•   Managua y Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los fallecidos por sumersión también continúan en ascenso en los primeros días de año nuevo. Ayer se reportaron cuatro nuevos ahogados, además de los tres ocurridos el primero de enero.

Dos crímenes pasionales se registraron en Tipitapa y Rivas, en disputa por el amor de dos féminas; uno de los autores fue capturado mientras el otro es buscado

por la Policía.

El caso de Tipitapa ocurrió en el barrio San Francisco o Tierra Prometida, a eso de las 3:00 de la madrugada de este jueves, donde José de la Concepción Valdivia Hernández, de 26 años, recibió una estocada en el pecho de manos de su propio hermano José Andrés, de 23, por disputa del amor de Maryuri Cuarezma Hurtado, de 30 años.

Cuarezma convivió con la víctima durante ocho años, tiempo en el que procrearon dos niñas, su separación se dio cuando José de la Concepción ingresó al Sistema Penitenciario La Modelo para purgar una pena de año y medio --según sus familiares-- por desacato a la autoridad.

“Pero ella siempre iba a las visitas conyugales, sin embargo desde hace tres años descubrí que ella (Cuarezma) sostenía relaciones con mi otro hermano (José Andrés). Cuando Concepción salió de la cárcel (el 30 de diciembre recién pasado) yo le dije la verdad y le aconsejé que se alejara de esa mujer, para evitar una tragedia”, dijo Leonor del Socorro Romero Hernández, de 35 años, hermana mayor de la víctima y del victimario.

“Él (Concepción) lo aceptó y dijo que se iba a alejar para que ellos (Andrés y Cuarezma) fueran felices, pero ella lo llamó ayer (el miércoles), no sé qué le pedía para las niñas, porque él le decía que no tenía dinero, pero la mujer hasta lo llegaba a buscar a la casa, y yo le decía que eso no era correcto, que lo dejara en paz”, agregó Romero.

Sin embargo Cuarezma negó los señalamientos y manifestó que hasta hace nueve meses decidió rehacer su vida con su cuñado, “porque estaba segura de terminar con ‘Concho’; hasta me cambié de casa, para que ya no me buscara, pero él llegó armado de cuchillo a buscar pleito con Andrés y amenazarme de muerte; lo que hizo fue defenderse”.

En defensa

“Yo estaba dormido y él (Concepción) tiene mal guaro, llegó buscando pleito, quería pegarle a las niñas de él y a la que me tiene a mí, de tres años, luego quería golpearla a ella (Cuarezma). Nos enfrentamos a golpes, él trató de degollarme pero en el forcejeo se enterró el cuchillo en el pecho”, señaló José Andrés Valdivia Hernández, de 23 años, quien está detenido por el delito de parricidio, en el Distrito VIII de Policía.

“Tengo la conciencia tranquila, porque yo no lo maté, él solo se enterró el puñal”, señaló el detenido.

Dispara y huye

Rivas. Mercedes López Guido, alias “Cheyo”, le disparó en dos ocasiones por detrás en la cabeza a Ángel Traña Amador, de 30 años, y a la compañera de vida de la víctima Idalia del Socorro Cruz Palacios, con quien compartía una mesa de tragos en un bar de El Astillero.

“Desconozco los motivos que él (López Guido) tuvo para matar a mi hijo (Traña). Pido a las autoridades que esclarezcan el caso y que lo detengan para que pague por lo que hizo”, señaló Manuel Amador, padre de la víctima.

“La víctima estaba en un bar tomando licor en compañía de dos mujeres, una de ellas su esposa, Cruz Palacios, quien también resultó con un impacto de bala en la oreja izquierda”, dijo el capitán Jorge Maldonado, vocero policial.

“No hubo discusión, el tipo (Cheyo) llegó al bar sin decir una palabra y disparó, luego salió corriendo”, dijo la propietaria del bar.

Los testigos murmuraban que la compañera de vida de la víctima, de quien los familiares no quisieron referirse al respecto, sostenía una relación sentimental con el victimario, quien es buscado por la Policía.