•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una serie de llamadas telefónicas falsas sobre incendios y accidentes de tránsito recibieron durante el año 2013 las entidades que prestan servicios de auxilio y socorro en situaciones de emergencia en los seis municipios que conforman el departamento de Estelí, por lo que en 2014 se les aplicará la ley a quienes cometan estos actos.

El capitán Sergio Cáceres, del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Estelí, señaló que en todo el año recibieron más de 80 llamadas falsas.

Del total, en 30 casos se movilizaron a los sitios tanto en la zona urbana como rural del departamento, lo que les hizo incurrir en gasto de combustible, tiempo y depreciación de la ambulancia y del camión cisterna, porque algunos lugares a los que fueron tenían caminos de difícil acceso.

“Las movilizaciones a esos lugares las hicimos a inicios de año, porque luego, con los identificadores de llamadas pudimos hacer las verificaciones y descubrir que eran falsas alarmas, evitamos traslados innecesarios”, dijo el capitán Cáceres.

Indicó que lo peligroso a la hora de atender una falsa emergencia es que se pudo dar una tragedia real y poner en riesgo la vida de quienes sí necesitan ayuda.

“Menos mal que nada ocurrió cuando andábamos cubriendo esas 30 falsas alarmas”, comentó.

Por su parte, el director de la Cruz Roja en Estelí, Mario José Vega Benavides, indicó que la institución recibió cerca de 100 llamadas por falsas emergencias, pero en la mayoría de los casos lograron verificarlas antes de movilizarse a los lugares que les indicaban los irresponsables.

Indicó que las falsas alarmas se referían a supuestos accidentes de tránsito, personas lesionadas o muertas, e incendios.

Autores son niños

La entidad cuenta con identificadores de llamadas, por lo que los números de teléfonos celulares o convencionales desde los cuales llamaron los irresponsables quedaron registrados.

Se descubrió que en la mayoría de los casos quienes hicieron las llamadas falsas son adolescentes, a quienes se les amonestó sobre el riesgo por su actitud.

En el caso de los teléfonos de línea fija, los socorristas pidieron comunicarse con personas adultas, luego se les notificó a los padres sobre la falta en la que habían incurrido sus hijos.

La Dirección General de Bomberos de Estelí, según su jefe, el comandante José Ramón Montano Blandón, tuvo más suerte en el 2013 en comparación con 2012, porque las llamadas telefónicas por falsas alarmas se redujeron. Antes recibían tres por día.

Ni la Policía se salvó

A esta situación tampoco escapó la Policía, que recibió al menos 70 llamadas por falsas alarmas, pero gracias a los oficiales del puesto de mando o Centro de Emergencias y jefes de sectores lograron comprobar la falsedad de las mismas.

Según Montano, el hecho de que en Estelí no funcionan teléfonos públicos o peseros y las campañas educativas han contribuido a disminuir el número de llamadas por falsas alarmas, porque hubo años como el 2010 en el que las llamadas sobrepasaban las 750.

 

Multa

Los representantes de las entidades de socorro de Estelí “aterrizan” actualmente una propuesta que estarían presentando a las autoridades de las empresas de telecomunicaciones, para que se apliquen sanciones administrativas o multas a quienes realicen falsas llamadas de emergencia.

Dijeron estar conscientes de que no todas las llamadas se pueden hacer desde cibercafés, pero si esa situación llega a ocurrir, el que sea descubierto será procesado por obstrucción de funciones en perjuicio de la Policía y cuerpos de socorro.

Leónidas Ruiz y Rafael Gómez declararon estar de acuerdo con esta medida y comentaron que las empresas de telefonía móvil y convencional deberían bloquear el servicio a quienes cometan tales desatinos.