•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
A plena luz del día, Brígida del Socorro Flores y su vecina, la joven Liseth del Carmen Valle Pérez, se trenzaron a golpes en una calle del barrio “Ana Virgen Noble”, de esta ciudad, donde la peor parte la llevó la primera, quien presentaba hematomas en los ojos, y la segunda resultó ilesa, lo que puso de manifiesto sus habilidades pugilísticas.

“La noqueada” interpuso denuncia ante la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ-Chinandega, que envió a dos efectivos policiales que detuvieron a Valle Pérez, la que no ganó un título de boxeo, sino el “pasaporte” a la cárcel.

La agredida aseguró que constantemente recibe chifletas y burlas de parte de su vecina, Liseth, y de familiares de ésta, quienes según ella, le “echaron la vaca” la mañana del miércoles, cuando ocurrió la agresión.

“Tengo años de estar sufriendo. Mi hijo, Adolfo Javier García, quien laboraba para la Policía Nacional, murió hace unos meses, y no han respetado mi dolor. Hemos llegado a trámites de mediación con las agresores, pero no recapacitan y me continúan humillando”, expresó Flores, antes de interponer denuncia.

La lesionada expresó que su hija, que estudia cuarto año de secundaria, y su otro hijo, que cursa una carrera universitaria en la capital, también son agredidos verbalmente por la familia de Valle Pérez.

Versión de la agresora
Liseth del Carmen Valle Pérez confesó que golpeó a su vecina porque no soporta sus insultos, porque además son extensivos a varios integrantes de su familia.

“Me retó... quiso introducirse a mi casa y me encontró”, dijo visiblemente nerviosa la muchacha, al ser capturada por miembros de la DAJ.

Expresó que cuando estaba embarazada de su hijo, que tiene un año, Brígida del Socorro la amenazó con expulsarle a patadas a la criatura por la boca.

“La noche del martes me dijo que era prostituta y que me le metía a su hijo; no soporté los insultos y la lesioné”, afirmó la joven, quien recibió firmas de vecinos que certifican su supuesta buena conducta.

Esperanza Pérez indicó que su hija no tiene problemas con los vecinos y más bien es víctima de los insultos de parte de Flores, quien ha sacado lo más “exquisito” de su vocabulario contra miembros de la familia Valle Pérez.