elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cambia carro por esposa ajena

Un hombre de Texas, cuya identidad se desconoce, puso en venta su vehículo. Sin embargo, y a diferencia de lo que ocurre habitualmente, no pedía dinero a cambio. Por el momento, la oferta parece tentadora pero… ¿Cuál sería el pago a cambio del auto? ¡Tu mujer!

El señor, seguramente agobiado por la soledad, hizo un intento desesperado por conseguir una persona del sexo opuesto. “Estoy buscando una señora, de entre 18 y 50 años y que esté en forma. Al que le interese que envíe una foto de su esposa, desnuda”, decía el aviso clasificado que publicó este pobre hombre desesperado.

Por si algún lector se encuentra interesado en la propuesta, el Jeep Cherokee tan solo tiene 48,000 millas recorridas y se encuentra en perfectas condiciones. ¡Solo tienes que prestar a tu señora por una semana!

 

Se divorcia por no usar cubiertos

Una mujer de Kuwait pidió el divorcio luego de una semana de matrimonio, al descubrir que su esposo no comía las arvejas con tenedor.

La recién casada, al parecer, quedó en estado de shock luego de ver a su pareja utilizando una rodaja de pan, en vez de cubiertos, para llevarse la comida a la boca.

Otro curioso caso que reportaron los medios locales tenía de protagonista a una mujer que pidió divorciarse porque su marido “apretaba el tubo del dentífrico en el medio y no desde la punta de abajo”. Parece que la gente se divorcia por motivos cada vez más serios…

 

Suéter muestra emociones

Si son de esas personas a las que les cuesta expresar sus sentimientos, el nuevo “Suéter del humor” es perfecto para ustedes.

La compañía Sensoree de San Francisco, Estados Unidos, creó una prenda de alta tecnología que transmite los estados de ánimo de las personas que la usan, a través de luces Led.

Además del suéter, el usuario debe utilizar un sensor en la mano que transmite al cuello del abrigo, donde se ubican las luces y muestra el humor de la persona.

Cada color que toma la luz, expresa un estado de ánimo particular: rojo si se está nervioso, verde si se está tranquilo, etc.

La tecnología utilizada es muy similar a la que usan los detectores de mentiras. Pero los creadores del suéter insisten en que la idea fue crear una prenda sensible, más que una inteligente.

 

Pagan por ver comer

Por alguna extraña razón, en Corea del Sur se puso de moda una nueva tendencia: la gente paga por ver a otras personas comer.

Lo que en ese país se llama “mok-bang” (cena en vivo) consiste en una transmisión en tiempo real de gente que se filma a sí misma comiendo grandes cantidades de comida al tiempo que emite sonidos de disfrute y comentan lo rico que es el plato en cuestión.

Esta especie de cena pornográfica parece ser muy rentable para los protagonistas, muchos de los cuales ya son conocidos y cobran mucho dinero a cada persona que desea ver la transmisión.

Lo más llamativo es que el evento no consiste en uno o dos platos, sino en gigantescas cantidades de comida. Es tanta la cantidad de alimentos que ingieren durante estas cenas que las transmisiones pueden durar horas y horas, durante las cuales el público fiel se queda pegado a la pantalla.

 

“Busco morocha sexy”

Un hombre de Londres llamado Gerald Abrahams decidió buscarse una nueva novia de una manera muy original: camina por las calles sosteniendo un cartel que anuncia “Se busca morocha sexy para 2014” y otro que promete “citas y romance”, además de exigir que le gusten los “perros y paisajistas”.

El galán de 39 años cuenta que hace mucho tiene la idea en la cabeza, y asegura que para conseguir novia en estos días hay que tomar acciones radicales y creativas como la suya, porque hay mucha competencia.

Muchos de los amigos del original paisajista lo acusan de ser un poco selectivo, pero Gerald asegura que no lo es. “Solo necesito una morocha”, afirma Abrahams.

Tomado de noticiaslocas.com