•  |
  •  |
  • END

PEÑAS BLANCAS, RIVAS

Fiscales del Ministerio Público de Rivas presentaron, a las cuatro de la tarde del viernes, una acusación por contrabando aduanero y falsificación ideológica en contra del salvadoreño Jorge Ulises Medrano Escobar, quien fue capturado en Peñas Blancas, el 30 de octubre, con 220 mil dólares que pretendía sacar ilícitamente hacia Costa Rica.

El salvadoreño, de 36 años, llevaba la fuerte suma de dólares dentro del forro de los asientos traseros de la camioneta Nissan Patrol, 4X4, verde, que conducía tranquilamente. Al llegar a las cinco de la tarde al complejo aduanero de Peñas Blancas, su suerte cambió, ya que la Policía Nacional le venía dando seguimiento gracias a trabajos de inteligencia.

El cuzcatleco, al llegar al complejo aduanero, en ningún momento se interesó en reportar ante las autoridades de aduana los 22 fajos de billetes de cien dólares que trasegaba clandestinamente. Sin embargo, Medrano Escobar no se imaginó que lo descubrirían.

El salvadoreño viajaba con el pasaporte número 001281896 y actualmente se encuentra tras las rejas de las celdas preventivas de la Policía de la ciudad de Rivas, a la espera de que se realice la audiencia preliminar, la cual para el abogado defensor, Carlos Cerda, debió realizarse antes de las cuatro de la tarde de ayer, ya que el artículo 122 del Código Procesal Penal establece que 24 horas después de haberse presentado la denuncia se debe realizar la audiencia preliminar, de lo contrario el imputado queda detenido ilegalmente, detalló.

No obstante, la fiscal departamental de Rivas, Isolda Ibarra, explicó que el juez bien puede realizar la audiencia preliminar hasta este lunes. Por otro lado, cabe señalar que en lo que va del año, la Policía Nacional ya suma cuatro incautaciones de dólares en Peñas Blancas, que en total suman un millón 225 mil 20 dólares. A parte de estos operativos también destacan dos en los que la suma de dinero no sobrepasa los cien mil dólares, por lo que no se abrió proceso penal sino que se aplicaron sanciones administrativas por parte de la dirección de Aduanas.

El primer “quiebre” del año en el que se procesó a alguien por tratar de salir con más de cien mil dólares se realizó el 29 de marzo, a las tres de la tarde, hora en la que el guatemalteco Gustavo Adolfo Orontes pretendía salir de Peñas Blancas a Costa Rica, con 155 mil dólares que llevaba ocultos en una compartimiento especial que tenía su bolso.

En este caso, el “chapín” se dirigía a Costa Rica transbordando buses. En tanto el 23 de julio se escenificó el “quiebre” más grande de dólares en lo que va del año. En este caso el capturado fue el también guatemalteco Max Ludwing Cante Sagustame, el cual fue arrestado en horas de la noche cuando pretendía salir hacia Costa Rica con 750 mil dólares que llevaba ocultos en la parte inferior de los guardafangos de la camioneta Nissan, placas 056BVK, en la que se dirigía hacia Panamá.

Cabe señalar que tanto Max Ludwing como Orontes fueron declarados culpables y se encuentran cumpliendo condena en el Sistema Penitenciario de Granada.