•  |
  •  |
  • END

Mortal resultó para José Manuel Quintero Velásquez, de 23 años, asistir a la fiesta por el cierre de campaña del Frente Sandinista, en Tipitapa, porque un sujeto apodado “Pulpín” lo confundió con un enemigo, según sus familiares.

El joven, quien se ganaba la vida como transportista ruletero en un triciclo, conocido popularmente como “caponera”, murió a consecuencia de varias estocadas en la espalda.

Según la denuncia presentada ante de las autoridades policiales de Tipitapa, por María Morales Urbina, pareja de Quintero, su cónyuge trató de huir, pero tropezó cuando corría en medio en una calle oscura a eso de la una de la madrugada.

Aunque los parientes de Quintero sostienen que quien lo mató lo “confundió” con otra persona, la Policía sospecha que habían rencillas entre víctima y victimario.

Los familiares de Quintero aseguraron que la Policía capturó a “Pulpín”, pero que no le encontraron el arma homicida. Sin embargo, una fuente policial dijo que probablemente sea puesto en libertad “por no existir suficientes pruebas en su contra.

El joven triciclero, quien habitaba en el barrio Mitch, en Tipitapa, deja en la orfandad a un niño de cuatro años.