Francisco Mendoza S.
  •   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tanto el jefe de Auxilio Judicial, comisionado Eddy Peralta, como el comisionado Ramón Morales, segundo jefe departamental de la Policía, señalaron que no han podido tipificar el delito que se cometió en la comunidad Las Banquitas contra una menor que fue encontrada en los cafetales de la hacienda Monimbó, atada de pies y manos y amordazada.

“Se dice que fue un secuestro, pero un secuestro es para buscar un lucro o una situación sexual, pero ninguna de estas dos cosas se ha podido demostrar, lo que significa que para tipificarse el delito tiene que tener los elementos necesarios, y en este caso no hay esos elementos como para decir que estamos frente a un secuestro o un delito sexual”, aseguró Morales.

Señaló que la denuncia que recibieron es que a una menor se la habían llevado y la habían metido a un cafetal, lo que fue comprobado, pero la víctima no estaba golpeada, sino que había sido atada de las manos con un trapo, el cual estaba suelto al momento de ser encontrada.

Sin abuso

Morales confirmó que no hubo abuso sexual, tras practicarse un examen forense.

Mientras tanto, los familiares que habían denunciado la desaparición de la menor aseguraron que había sido secuestrada por desconocidos y habían asegurado que la menor estaba atada de pies y manos, amordazada y que no podía hablar.