•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ángel Alberto Picado Briones, de 25 años, fue condenado a diez años de prisión por ultrajar sexualmente a su sobrina política de 16 años. Así lo estableció la jueza Karen López, del Juzgado Especializado en Violencia del municipio de Ciudad Sandino.

“El delito se comprobó con la declaración de la víctima, del testigo a quien la adolescente le contó lo ocurrido y además las pruebas periciales que rolan en el expediente”, señaló la judicial en la sentencia condenatoria.

El Ministerio Público detalla que los hechos se dieron el 22 de diciembre del 2012, cuando el acusado llegó a casa de la víctima a bordo de una bicicleta.

Aprovechó confianza

“Aprovechando el grado de confianza y parentesco que tiene el acusado (Picado) con la víctima, este le dijo que lo acompañara a comprar un helado, pero la pulpería estaba cerrada y luego la trasladó en la bicicleta a un predio baldío”, señala la acusación.

“En el lugar desolado, el acusado sacó un cuchillo de 34 centímetros de largo y se lo colocó en el cuello a la adolescente, luego la desvistió a la fuerza y la violó. ‘¡Si decís algo de lo ocurrido, te mato!’, amenazó el acusado a la menor”, detalla el libelo acusatorio.

La Fiscalía había solicitado la pena máxima de doce años de prisión y la defensa, la mínima de ocho años.

Otro hecho

Otro que fue condenado a diez años de prisión por el delito de violación es Jimmy Ramón Leiva Jirón, de 33 años, alias “Book”, quien ultrajó sexualmente a una adolescente de 17, a quien acosó desde que llegó a vivir a un barrio de este municipio.

“Leiva siempre que encontraba a la víctima en la calle, le decía: ‘Vas a ser mía, querrás o no, si no, te mato’. Hasta que una noche la menor llegaba a bordo de una mototaxi y de la nada salió el acusado, quien con cuchillo en mano amenazó a la joven, la desvistió y le introdujo los dedos; todo ocurrió a pocos pasos de llegar a su vivienda”, detalla la acusación.

“La víctima fue auxiliada por su mamá, quien también fue amenazada de muerte: ‘Si me denuncian en la Policía, les quemo la casa y las mato’, por lo que las víctimas no realizaron ninguna acción”, señala la Fiscalía.

“Hasta que Leiva trató de llevarse a la joven por la fuerza, cuando realizaba compras junto a su mamá en el mercado del municipio de Ciudad Sandino”, indica el libelo acusatorio.