•  |
  •  |
  • END

Rafael Oporta García, de 39 años, no podrá conocer al octavo de sus hijos, porque desconocidos lo balearon mortalmente, supuestamente por defender al hijo de un comisionado de la Policía Nacional.

Vicenta del Carmen García, madre del infortunado, dijo que Rafael aparentemente fue baleado al salir en defensa del hijo del comisionado, cuya identidad desconoce.

“Dicen que se va a cerrar el caso, porque el comisionado, padre del muchacho al cual mi hijo defendió con su vida, dice que no va a acusar porque él tiene familia”, se quejó la anciana madre de Oporta García.

Oporta, quien antes de ser vigilante nocturno de calle en el Reparto Bello Horizonte, fue policía voluntario en la Estación Cinco de Policía, murió con el hígado, el páncreas y los intestinos lacerados por el impacto de bala.

Aunque el vigilante fue llevado con vida al Hospital Alemán Nicaragüense, cerca de la medianoche del viernes expiró.

Extraña visita
Al velorio de Rafael Oporta, que se realizó en la casa de una tía materna, en el Barrio Santa Rosa, un hombre y una mujer de tez morena llegaron, se acercaron al féretro y luego se marcharon, dijo su atemorizada mujer.

Según la información en poder de las autoridades policiales, a Oporta, quien realizaba su trabajo sólo armado con un machete, sus victimarios le dispararon desde un automóvil gris en marcha.

Los parientes de Rafael Oporta revelaron que en el vehículo desde el cual le dispararon mortalmente viajaban tres hombres y una mujer, quienes supuestamente iban bajo los efectos de la droga.