•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con pistolas en manos dos hombres y una mujer, asaltaron al asistente de una clínica dental, la mañana de este viernes. Esto ocurrió en las inmediaciones del mercado Israel Lewites, donde se llevaron la planilla quincenal del personal del consultorio.

"Yo tenía pocos minutos de haber salido de la casa de remesas, ubicada dentro de un supermercado, observé a la mujer en la entrada al mercado Israel Lewites, pero jamás me percaté que me seguían junto a dos hombres más", dijo Omán Rugama Toruño, de 28 años, el asistente de la clínica.

El monto de lo robado, según documentación en manos de las autoridades del Distrito III de Policía, es de US$610 (equivalente a unos C$15,646). Este monto económico aparentemente era para cancelar la quincena de marzo a cuatro personas del consultorio, incluyendo al doctor.

Con dos pistolas

“La mujer me interceptó el paso —a una cuadra de la clínica—, trato de esquivarla y fue en ese momento que se me ponen a la par los dos hombres, cada uno con una pistola y me las colocaron a ambos lados de las costillas”.

“‘¡Dame el dinero que llevás!’, me dijo la mujer gorda, pelo teñido. ‘¿Cuál dinero?’, le respondí y luego empezó a ‘bolsearme’, hasta que me sacó los reales y se fueron como que nada", señaló la víctima al agente que le recepcionaba la denuncia.

El afectado era el encargado de realizar las transacciones bancarias. Según refiere, en los cuatro meses que tiene realizando las gestiones, jamás lo habían asaltado, a pesar que siempre se va a pie porque la casa de remesas queda a pocas cuadras de la clínica.

Según Rugama, con el dinero pretendían pagarle al vigilante, el contador, el médico y a él, aparte los gastos administrativos.

La Policía hizo un rastreo en la zona para dar con los atracadores, pero todo fue en vano, debido a que no dejaron "ni rastro".

 

"Lo que sucede es que nosotros (el personal) no tenemos grandes salarios, pero nos preocupa la situación, no sé cómo nos irán a resolver"

Omán Rugama T.

Víctima