• |
  • |
  • END

Por tercer día consecutivo un joven con antecedentes penales muere de forma violenta en la capital. Ahora la víctima es Rubén Ismael Peña Rojas, de 26 años, alias “El Monses”.

El joven, quien dos veces estuvo preso en la Cárcel Modelo, de Tipitapa, expiró a las 4: 25 minutos de la madrugada de ayer martes, en Sala de Cirugía de Varones del Hospital Alemán Nicaragüense, después de dos días de agonía.

“El Monses” ingresó a ese centro asistencial la madrugada del domingo dos de noviembre, luego que dos viejos enemigos de la pandilla de Villa Israel le propinaran una estocada en el abdomen.

La agresión que puso fin a la vida de Rubén Peña Rojas se produjo esa misma madrugada, cuando éste pasaba por el llamado puente “rojo”, en el sector de “El Perlín”, en el barrio antes mencionado, al retornar de una fiesta de 15 años.

Ya lo habían macheteado
“El Monses”, 13 días atrás, fue macheteado por miembros de ese mismo grupo, quienes le dejaron lisiada una mano, confirmaron familiares y amigos de la víctima.

Los familiares de “El Monses”, quienes querían darle cristiana sepultura sin dar aviso a las autoridades policiales, señalan como presuntos autores del crimen a los sujetos apodados “El Popo”, “El Tupa” y un tercero a quien identifican como Aldo Suazo.

Durante su existencia terrenal “El Monses”, en dos ocasiones, fue huésped de La Modelo, de donde salió por última vez el pasado 12 de agosto, luego de cumplir una pena de cuatro años por un robo con intimidación, confirmó un hermano de la víctima.

La mala racha, para los presuntos delincuentes comenzó la madrugada del domingo, cuando Máximo Félix Bonilla Conteras, alias “El Pupilo”, fue encontrado muerto con una estocada en la pierna derecha, cerca de la terminal de la ruta 114, en Las Américas Dos.

El segundo joven en morir de forma violenta fue Horacio Antonio Guerrero Reyes, de 29 años, quien fue ultimado de una estocada, al anochecer del martes.

Este crimen se produjo en el Mercado Oriental, cerca de la Iglesia El Calvario, confirmó el comisionado Edgard Sánchez, segundo jefe de la Estación Cuatro de Policía.

La única referencia que tiene la Policía sobre este crimen es que el autor del mismo es un sujeto apodado “El Zopilote”, precisó el jefe policial. Horacio Guerrero Reyes, quien era conocido como “Horacio Loco”, según las autoridades de la IV Sección de Policía no tenía antecedentes penales, pero se tiene información de que se dedicaba a actividades ilícitas en el centro de compras.