Francisco Mendoza S.
  • |
  • |
  • END

MATAGALPA
Aún no hay nada claro en la muerte, a consecuencia de dos disparos de fusil Ak, del campesino Mario Javier Ruiz Montoya, de 44 años, cuyo cuerpo fue abandonado en el sector de Los Rótulos, en la Comarca Kuskawas, municipio de Rancho Grande.

Las primeras investigaciones realizadas por la Policía señalan que Mario Javier fue interceptado cuando regresaba de realizar unas diligencias personales por los armados, quienes le dispararon hasta quitarle la vida, ya que la víctima portaba un machete. Uno de los proyectiles le penetró en el costado izquierdo, con orificio de salida en el abdomen y otro le penetró en la espalda y salió por el pecho, y su muerte fue instantánea, según el médico forense Jimmy Ruiz Cerda, que atendió el caso.

En el lugar del crimen la Policía encontró tres casquillos de fusiles Ak y un machete, propiedad de la víctima. Por el momento se desconoce cuales fueron los motivos de los asesinos para terminar con la vida del campesino. La Policía por su parte aseguró que un equipo técnico de investigadores se movilizó al lugar del crimen para las investigaciones, pero hasta el momento no hay ningún sospechoso detenido.