•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

De dos disparos en el rostro un hombre dio muerte a su hermano la noche de ayer domingo en el barrio Walter Ferreti, del Distrito V de la capital.

“No fue mi culpa, no quise hacerlo, el arma se me disparó”, expresó César Augusto Martínez, de 30 años, quien permanece en las celdas preventivas de la Policía Nacional del Distrito V.

Los hechos sucedieron cuando José Antonio Martínez, de 44 años, intentaba entrar a su vivienda acompañado de una trabajadora sexual, pero César Augusto impedía el ingreso.

“Ya se le había dicho que no la llevara a la casa, pero él insistió, yo solo quise asustarlo”, señaló César Augusto, quien intentó fugarse pero fue capturado en la terminal de buses del Mercado Roberto Huembes.

Según las investigaciones policiales, los hermanos tenían rencillas personales.