Máximo Rugama
  • |
  • |
  • END

ESTELÍ
Por el cargo de homicidio será juzgado el vigilante que dio muerte a Walter Antonio Acuña Gahona, de 28 años, quien perdió la vida cuando, según la Policía esteliana, se introdujo a robar en un kiosco ubicado en el Colegio Nuestra Señora de El Rosario, de Estelí, donde intentó agredir con un machete al ahora detenido.

El guarda de seguridad Juan José Morán, al observar que a eso de la medianoche un desconocido se encontraba en el interior del local, se movilizó al sitio y corroboró la presencia del extraño.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por la Policía esteliana, el vigilante le hizo una señal de alto a Acuña, quien lejos de acatarla salió corriendo y cuando el guarda le dio alcance, le gritó improperios y luego lo amenazó con cortarle la cabeza con un filoso machete que blandía. Sin más alternativa que su vida o la del intruso, el vigilante manipuló y disparó la escopeta calibre 12 que tenía asignada, pero un balín le penetró en la cabeza al sospechoso, quien falleció en el acto.

Juan José Morán fue detenido por las autoridades policiales para que responda por el homicidio, pero serán el Ministerio Público y el Poder Judicial los que diriman este caso, porque evidentemente fue un acto de defensa propia y en cumplimiento de su deber como vigilante.

El teniente David Lazo Valle, portavoz de la Policía esteliana, confirmó que el muchacho expiró a lo interno del colegio. Tenía antecedentes delictivos, aunque sus familiares rechazaron tales señalamientos y pidieron a las autoridades correspondientes que castiguen severamente al guarda de seguridad.

Lazo expresó de igual forma que la Policía tiene en su poder el arma con la que Morán disparó contra Walter Antonio Acuña Gahona.