•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Estoy arrepentido de lo que pasó, pido perdón a mi familia y a la de ella, creo que el diablo se me metió”, dijo Jenner Herrera Ráudez, de 27 años, conocido como “El Gallo”, quien admitió haber dado varias estocadas a su compañera de vida, Aryeris Artola Miranda.

El hecho sangriento ocurrió el sábado 22 de marzo a eso de las 8:20 pm, en el barrio “Noel Morales” de Tipitapa, cuando supuestamente la víctima le reclamó a Herrera el por qué llegó en estado de ebriedad a la casa.

“Yo andaba un cuchillo porque iba a cortar unos mangos, pero ella (Artola) no sé lo que me dijo, que me enfureció y empecé a agredirla; se quedó inmóvil, como entumida”, justificó Herrera, quien negó que haya consumido el hecho delante de los niños.

Se entregó

“Después del hecho, me crucé la playa, estuve reflexionando y llamé a mi papá para decirle que me iba a entregar para corregir lo que hice, porque sé que tengo que pagarlo”, agregó el detenido, quien la mañana de ayer se entregó a las autoridades del Distrito X de Policía, acompañado de sus familiares.

La víctima procreó una niña de cinco años con Herrera, quien según él quedó bajo tutela de sus familiares, y el pequeño de diez años, hijo de la víctima producto de una relación anterior, quedó con la familia materna.

 

En Nueva Guinea

Zenaida García Hernández, de 25 años, falleció de cinco balazos propinados supuestamente por su expareja Henry Altamirano Borge, de 36 años, quien aparentemente se disgustó porque ella lo denunció en la Comisaría de la Mujer, ya que no la dejaba ver a su hija.

La víctima vivía en Costa Rica y regresó al país para visitar a su hija procreada con Altamirano, con quien había llegado a un acuerdo de visitarla, pero este aparentemente no cumplió el acuerdo.

El presunto homicida también lesionó a su hijastro de cuatro años, quien permanece hospitalizado. El hecho ocurrió en la comarca San Pablo I, en el departamento Río San Juan.