•   Alajuela, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un incendio provocado por un cortocircuito destruyó al menos 70 casas en el asentamiento Caro Quintero en Alajuela, donde al menos la mitad de los perjudicados son nicaragüenses.

La tragedia ocurrió el fin de semana, el asentamiento está ubicado al sur del Aeropuerto Juan Santamaría, era propiedad del narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero, detenido en 1985. La propiedad fue invadida por precaristas entre ticos y nicas.

Olga García, una nicaragüense que realizó recolecta de ropa y víveres, dice que los vecinos han sido solidarios y que las autoridades prometieron evaluar la situación para reubicarlos.

“Lo que más necesitamos es material para levantar nuestras casas”, afirmó.

Eduardo Valle García, originario de Bluefields, tiene de vivir aquí cinco años, él trabaja en la construcción para mantener a los diez miembros de su familia.

“Dormimos en el albergue y comemos lo que nos traen, ahora vendemos chatarras para sobrevivir”, apuntó.