•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • CORTESÍA DIARIO EXTRA / END

Las 230 personas, entre ticos y nicaragüenses, que quedaron en la calle a causa de un voraz incendio la noche del 20 de marzo en el precario Caro Quintero, en Río Segundo, de Alajuela, Costa Rica, les llega la ayuda material, pero necesitan alimentos.

Niños, ancianos, mujeres embarazadas y jóvenes están albergados en el salón comunal, donde a medida que pasan el tiempo la alimentación se escasea.

Solicitan

“Nos ha venido mucha ropa, pero poca alimentación, por lo que le solicitamos a las personas de buen corazón que nos pueden traer productos enlatados, verduras, legumbres, arroz, frijoles, aceite, leche y pañales”, señaló una de las afectadas.

“Queremos solicitarles productos comestibles no perecederos, como atunes, leche en polvo, macarrones, granos u otros artículos”, comentó el mayor Darwin Mora Morera, de la Benemérita.

“El fuego destruyó mi casa y todo lo que tenía listo para el nacimiento de mi bebé, si llega la hora del parto no sé qué le voy a poner a mi hija, pero mantengo la fe en Dios”, comentó Sandra Torres, quien tiene siete meses de embarazo.

Ayuda monetaria

Funcionarios del Instituto de Ayuda Social (IMAS) y la vicealcaldesa de Alajuela, Dinorah Barquero, se reunieron con los perjudicados para comunicarles que recibirán dinero para alquiler de viviendas, mientras buscan una reubicación.

“Para aliviar el dolor de las personas que vivieron esa horrible tragedia, en especial los niños, trabajaremos en la parte psicológica”, acotó la funcionaria.

 

Sin uniformes

“La mayoría de los menores perjudicados quedaron sin sus uniformes para asistir a la escuela, por lo que también requieren de este tipo de prendas, así como útiles escolares para que ellos puedan volver a los centros educativos y continuar con el curso lectivo 2014”, manifestó el mayor Mora.

El asentamiento Caro Quintero fue invadido por precaristas nicaragüenses y costarricenses luego que el propietario, un reconocido narcotraficante mexicano, fuera detenido en 1985. Se presume que las causas que provocaron el voraz incendio fueron por un cortocircuito, pero dicha versión no ha sido confirmada por las autoridades.

 

Investigan incendio forestal

Chontales•END/ La Policía Nacional conformó un equipo técnico para investigar las causas del incendio forestal ocurrido en la finca Los Canales, ubicada en la comarca Miragua, jurisdicción del municipio de Comalapa.

Uno de los principales sospechosos de causar la desgracia es Gonzalo García, de 44 años, quien pasará a la orden del Ministerio Público para ser procesado con base a la Ley de Protección de los Recursos Naturales.

Las pérdidas

La finca es propiedad de Bosco Martín Fernández, de 53 años, quien perdió con el incendio 15 manzanas de zacate jaragua y crisanta.

Además, se quemaron 180 postes de los cercos, cinco rollos de alambres de púas, una caja de grapas, 20 árboles de laurel, por lo que las pérdidas ascienden a unos C$100,460.

Los primeros

A inicios del mes de marzo el director ejecutivo del Instituto Nacional Forestal, Inafor, William Schwartz, reveló que tres habitantes del municipio de Mateare del departamento de Managua, fueron detenidos por provocar incendios forestales.

A los tres detenidos las autoridades los sorprendieron cometiendo el delito, por lo que se abrió proceso judicial en su contra por ocasionar el siniestro, aún están en espera del veredicto final.

Ahora trabajaremos coordinados con la Policía Nacional para castigar a los irresponsables; pero el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, dará permiso para las quemas agrícolas controladas”, comentó en su momento el funcionario.

 

"Lo perdí todo, hasta la ropa de mi hija que está por nacer, pero tengo fe en Dios".

SANDRA TORRES,

PERJUDICADA

 

230

PERSONAS perdieron todo a causa del incendio