•  |
  •  |
  • END

Forenses del Instituto de Medicina Legal, IML, descartaron la existencia de mano criminal en la muerte de Hehitel José Calero Hernández, de 38 años,
El cuerpo sin vida de Calero Hernández fue encontrado la madrugada de ayer, frente al bar El Ranchón, ubicado en el costado sureste del Mercado “Roberto Huembes”.
De acuerdo con el dictamen preliminar emitido por los médicos legales, el hombre falleció como resultado de la excesiva ingesta de alcohol. Inicialmente, las autoridades policiales creían que la muerte de Calero Hernández y los golpes que presentaba su amigo y compañero de tragos, Roberto Téllez Maldonado, eran porque los habían golpeado para robarles.
No obstante, los facultativos de Medicina Legal también establecieron que los golpes observados en los rostros del fallecido y de Téllez los sufrieron al caer al pavimento, por el estado de embriaguez en que estaban.
Aparentemente, los dos hombres, al salir del bar, a eso de las dos de la madrugada, en vez de subir a la cabina de la camioneta que conduciría Téllez Maldonado, se montaron a la tina, donde se quedaron dormidos, y luego cayeron al pavimento.
Al conocer el dictamen médico, las autoridades policiales de la Estación Cinco cerraron la investigación, por lo que hace al delito de homicidio, pero siguieron investigando lo relativo al robo de los zapatos de la víctima y el “chapeo” de la camioneta en que los dos parroquianos viajaban.
Por el hurto de los zapatos y el chapeo, la Policía detuvo al sujeto sólo identificado como Melvin