•   Corresponsal / Matagalpa  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

A la cárcel fueron enviados dos de los 12 supuestos involucrados en el homicidio, robo y violación de la familia López- Reyes, quienes interrumpieron a punta de balazos para llevarse cincuenta mil córdobas de la vivienda, ubicada en San Ramón, Matagalpa.

Entre gritos de "asesinos, violadores, asaltantes, les hubieran robado pero no asesinarlos", decían entre llantos los familiares de Julio César López Benavides, ultimado por el grupo delincuencial y de Flor de María Reyes Rodríguez, a quien también ejecutaron, los que pedían justicia ante la juez Josefina Vázquez de Matagalpa al realizarse hoy la audiencia inicial.