•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A trece años de cárcel fue condenado un sujeto de apellidos Morales Rodríguez, por haber violado en reiteradas ocasiones a su hija de 10 años.

Durante el debate de pena, la fiscal auxiliar, Marisela Pichardo Castillo, solicitó a la jueza Lesbia Tinoco, Juez especializada en violencia, condenara a 13 años de prisión a Morales, mientras que su abogado defensor solicitó 12 años.

El reo vive en Managua y según la acusación que presentó el Ministerio Público, este mancilló a su hija en reiteradas ocasiones cuando viajaba a “visitarla” en El Diamante de Las Segovias, y la prestaba con la excusa de comprarle juguetes y vestimenta.

¿Por venganza?

Aparentemente el sujeto cometió el delito para vengarse de la excónyuge, quien se separó de él por violencia intrafamiliar.

“Él (Morales) exigía su derecho como padre para ver a la menor, pero cuando la ultrajaba la amenazaba de muerte y le advertía que si decía algo, mataría a la mamá”, detalla el libelo acusatorio.

En las estadísticas policiales reflejan que los victimarios en casos de delitos sexuales han sido padres, padrastros, primos y tíos: así como también vecinos y supuestos amigos.

La comisionada Carmen Rocha, Jefa de la Comisaría de la Mujer y Niñez, en este departamento, señaló que con este último caso se contabilizan cuatro delitos de violación en contra de menores de edad en lo que va del año.

 

12

Denuncias por violación en contra de niños y niñas se dieron en el 2013 en este departamento.