•   San José. Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Fuerza Pública costarricense sorprendió a tres nicaragüenses que trasportaban a bordo de un vehículo liviano, tres novillos, supuestamente robados en el cantón de San Carlos e iban con destino a Nicaragua. Uno de los semovientes falleció en el trayecto.

Los cuatreros fueron capturados en la zona fronteriza de Los Chiles, gracias a un operativo policial ubicado frente al cementerio de Santa Rosa de Pocosol, sobre la carretera que va desde la comunidad de San Carlos hacia Los Chiles; allí observaron la manera inusual que eran trasladadas las reses.

De inmediato detuvieron el vehículo y los ocupantes fueron identificados con los apellidos de Valles Rojas, Montoya Arrieta y Jirón Oporta, quienes aseguraron que venían de Cartago y se dirigían hacia la trocha; sin embargo, fueron detenidos por transporte ilegal de ganado.

Usaron como asiento una de las vacas

Los cuatreros llevaban las tres novillas con un peso aproximado de 110 kilogramos cada una, en la parte de atrás del vehículo; dos de ellas estaban vivas y la tercera no corrió la misma suerte, y uno de los sujetos la ocupaba como asiento.

De acuerdo con las investigaciones, las reses fueron robadas en la comunidad de La Tesalia de Ciudad Quesada, cantón de San Carlos, de la propiedad de un finquero de apellido Rodríguez.

La Fuerza Pública dio con los aretes que permitieron identificar la procedencia de los vacunos.

Los detenidos fueron puestos a la orden de la fiscalía de San Carlos y estarán bajo resguardo policial, porque al parecer no tienen domicilio fijo en territorio costarricense.

El detenido de apellido Valles Rojas tiene cuenta pendiente con la justicia, entre ellas, una orden de presentación periódica por robo agravado en el Juzgado Penal de Turrialba, y otra por el delito de violación de domicilio, por la cual debía presentarse al Juzgado Penal de Limón, zona del Caribe costarricense.