•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Según el obispo de la Diócesis de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, en el informe preliminar que le entregó la Policía señalan que hay vacíos en la denuncia.

“Más bien está involucrando a una tercera persona”, manifestó monseñor Mata. Después aseguró que cuando un clérigo es encontrado culpable de lo que se le imputa, la Iglesia Católica es muy rígida y se puede llegar hasta “a divinis”, que es la suspensión de ejercer el sacerdocio.

“Antes de llegar a eso, hay un proceso de observación, análisis y conclusiones. Pedimos que las leyes sean aplicadas de igual manera para todos los ciudadanos; sabemos que no hay ciudadanos de primera ni de segunda, pero esta investigación debe hacerse sin inclinación ni odio”, agregó el religioso.

Técnicas

Por su parte, el doctor Roberto Petray, coordinador de la Asociación Nacional Pro Derechos Humanos, ANPDH, reveló que todavía no se ha entrevistado con la víctima y que en las indagaciones hay una serie de elementos dudosos.

Aseguró que hicieron investigaciones técnicas en San Juan de Río Coco, donde se generó la denuncia, y luego en Somoto, por jurisdicción.

Asimismo, aclaró que como ANPDH se dirigen a través de los trabajos que realiza el señor Obispo y cuando hay alusiones de estos casos, les dan seguimiento.

“Hemos dados los primeros pasos: levantamos las actas legales, tratamos de abordar a la denunciante, pero a última hora no se hizo presente”, dijo monseñor Mata Guevara.

“También hablamos con la Policía. Les pedimos que no se vayan hacia un lado o hacia otro, si no que miren la objetividad de los hechos”, agregó.

Confirma

La víctima de iniciales X.E.A.C, de 29 años, afirmó que el párroco investigado fue trasladado a Managua. Monseñor Mata certificó la versión y aseguró que fue por medida de seguridad.

“No ha sido trasladado; él está en una situación tensa, está preocupado. Ustedes saben que cuando un soldado está herido, si se deja en el terreno es malo para el mismo ejército y para la misma persona”, señaló en forma figurada el prelado.

“El cura no está escondido, está con su familia y siguiendo el proceso. Por parte de la Iglesia, estamos haciendo nuestras indagaciones”, finalizó.