•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Jairo Nicolás Hurtado Díaz, de 38 años, acusado por la Fiscalía del delito de tráfico de inmigrantes indocumentados, fue remitido a juicio y se le mantuvo la prisión preventiva.

Según el libelo acusatorio, los hechos se dieron la madrugada del 30 de abril, cuando supuestamente Hurtado trasladaba hacia Managua a 30 cubanos, quienes iban en un camión Mercedes Benz placa RI 1938.

El vehículo fue retenido en el puesto policial de Ochomogo. Cuando los agentes policiales lo revisaron, confirmaron que los cubanos habían ingresado ilegalmente al país.

La representante del Ministerio Público detalló que existen suficientes pruebas periciales, testimoniales y documentales para debatirse en un juicio y demostrar la culpabilidad del imputado.

Sin embargo, el defensor de oficio alegó que Hurtado actuó de buena fe y que él únicamente realizaba un viaje, desconociendo que los pasajeros eran extranjeros y, más aún, que no tenían documentos legales.

“Evangélicos”

El acusado relató a El Nuevo Diario que se gana la vida haciendo viajes a los diferentes mercados capitalinos. “En la carretera estaba un grupo de personas, me detuvieron y dijeron que eran evangélicos, que el vehículo en que viajaban había tenido problemas mecánicos”.

“No sabía que eran inmigrantes, solo quería ganarme los C$3,500 que me ofrecieron por trasladarlos a una iglesia evangélica ubicada, según ellos, en el kilómetro diez y medio de carretera Masaya-Managua”, dijo Hurtado.

“Por esa cantidad de dinero nadie traslada inmigrantes y se va a arriesgar a meterse a problemas”, señaló el acusado.

Chofer

Alcides Muñoz Alemán, juez de Distrito Penal de Audiencias de Rivas, programó para el 2 de julio a las 8:30 a.m. el juicio oral y público.

La representante de la comerciante Martha García, propietaria del vehículo, solicitó al judicial la devolución del mismo, alegando que había contratado a Hurtado como chofer para trasladar productos al mercado Oriental, y que necesita saldar deudas, entre ellas la adquisición del automotor; pero Muñoz dijo que no le correspondía pronunciarse sobre la devolución del

vehículo.