•  |
  •  |
  • END

BUENOS AIRES
Un hombre que andaba bajo los efectos de sustancias alucinógenas, acabó atrozmente con la existencia de su madre, propinándole dos filazos en la cabeza y otro que le cercenó el brazo izquierdo.

El crimen ocurrió este fin de semana en la comarca El Menco, del municipio de Buenos Aires, y de no haber sido por la población, el energúmeno también hubiera acabado con la vida de su prima, quien trató de auxiliar a la víctima.

El autor del crimen fue identificado como Félix Antonio Salinas Mora, de 40 años, quien habitaba en Managua, pero llegó a El Menco el viernes.

El sábado a las tres de la tarde le pidió a su mamá, Marcelina de los Ángeles Mora, de 69 años, dinero para comprar licor, “pero como ella se negó, iniciaron una discusión que culminó con la tragedia”, indicó Ana Rosa Mora Hernández, de 35 años, sobrina de la víctima.

“¡Fuera Satanás!”

“Cuando mí tía le dijo “¡Fuera de aquí, Satanás!”, Félix Antonio le lanzó un machetazo en el brazo izquierdo que hizo ir al suelo a mí tía, y ya estando en el suelo le propinó los dos filazos en la cabeza y en ese momento intervine”, relató Mora Hernández, quien presenciaba la agresión desde una ventana de la casa que le daba poca visibilidad.

Mora Hernández recordó que cuando vio caer a su tía y la escuchó pedir auxilio, se introdujo a la casa y vio a su primo dándole los filazos en la cabeza, por lo que ella le dio un golpe con un palo que se partió en dos.

Tras sentir el golpe, el endemoniado sujeto volvió la vista, y al ver que era su prima quien lo había golpeado, se abalanzó sobre ella manifestándole que también la iba a matar, pero en la persecución, Mora Hernández fue auxiliada por sus vecinos, quienes lograron reducir a Félix Antonio y lo ataron para entregarlo a la Policía.

En tanto, doña Marcelina aún tuvo fuerzas para levantarse del suelo y cerrar las puertas de su casa, y en cuestión de minutos sus sobrinas la trasladaron al Hospital de Rivas, pero falleció en el trayecto porque perdió mucha sangre.

Ahora “no sabe” por qué está preso
Según los familiares de la víctima, el autor del brutal crimen consume droga y es adicto al licor, por lo que dicen que cometió el crimen bajo los efectos de sustancias alucinógenas, y al parecer tienen razón, porque cuando se le preguntó al parricida en la Policía de Rivas si sabía lo que había hecho, éste respondió que “él no ha cometido ningún delito y que desconoce por qué lo habían detenido”.

Hace nueve meses, la comarca El Menco también fue estremecida por otro crimen atroz que ocurrió el nueve de febrero, en las costas del balneario del mismo nombre de la comunidad. La víctima fue una joven madre a la cual sus asesinos le robaron a su pequeña bebé de diez meses de nacida. A la fecha la Policía no ha podido capturar a los autores del asesinato.