Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Este fin de semana fue sepultado el campesino Manuel López Carballo, de 23 años, quien el sábado fue encontrado en estado agónico en un camino rural cerca de su casa, en La Concepción, municipio de Masaya.

López Carballo se rindió ante la muerte a eso de las seis de la mañana, en el centro de salud de esa localidad, confirmaron sus familiares.

José Alberto López, hermano de la víctima y presidente municipal del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, en La Concepción, dijo que no descarta que la muerte de su consanguíneo tenga motivaciones políticas.

El dirigente liberal en La Concepción, Masaya, señaló que aunque su hermano tenía cuatro días de andar tomando licor, es probable que el crimen haya sido en venganza, “porque él (Manuel López) dijo que no ayudaría al Frente Sandinista en la campaña electoral”, afirmó José Alberto López.

Era sandinista, pero se “volteó”

En años anteriores, Manuel López fue destacado activista del FSLN en ese municipio, pero según su hermano, cinco meses atrás había expresado su desencanto con ese partido.

La muerte de Manuel López despertó suspicacia entre sus familiares y miembros del PLC en esa localidad, porque consideran que probablemente los agresores confundieron a su víctima con José Alberto López.

El subcomisionado Carlos Gómez, jefe de la Policía en La Concepción, dijo que desconocen si en el deceso de Manuel López Carballo hubo o no mano criminal, como sospechan sus familiares, no obstante señaló que será la autopsia la que revelará las causas del deceso.