•  |
  •  |
  • END

Aunque a José Morales Zapata el tiempo se le hacía largo pensando que nunca iba a salir de la cárcel porque estaba sentenciado a cinco años de prisión por tráfico ilegal de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas, la juez Tercero de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Rosario Gaitán, lo puso en libertad junto a otros 30 reos.

Zapata fue sentenciado en el Juzgado Séptimo Penal de Juicio en 2005, lo que quiere decir que sólo había completado tres años de los cinco que le impusieron, pero logró salir en libertad antes, porque el Código Penal que entró en vigencia el 10 de julio de este año tiene beneficios para todos aquellos reos a quienes se les ocupó cantidades bajas de droga.

El código nuevo dice que a quien se le encuentre en su poder o se le demuestre la tenencia de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas en cantidades superiores a los cinco gramos o inferiores a los 20, si se trata de marihuana, y superiores a un gramo e inferiores a cinco si se trata de cocaína o cualquier otra sustancia controlada, será sancionado con prisión de seis meses a tres años y de cincuenta a cien días multa.

En el viejo Código Penal la pena mínima que se le imponía a una persona por tráfico de drogas era cinco años de cárcel, pero la nueva ley penal permite a los reos sentenciados por tráfico de cantidades pequeñas de droga, obtener la libertad mediante la adecuación de la pena a posesión o tenencia. Eso fue lo que ocurrió ayer con varios de los liberados.

La judicial declinó dar detalles de la audiencia masiva donde les notificó la orden de libertad a todos los beneficiados, pero durante la vista a la que no se permitió el ingreso de periodistas, explicó que aunque hayan sido sentenciados con el Código Penal de 1974, las disposiciones contenidas en el nuevo código tienen efecto retroactivo cuando favorecen al reo. También la juez puso en libertad a otros reos sentenciados por amenazas y otros delitos menores por el cese de la pena por extinción o cumplimiento de la misma.

También fueron liberadas personas que ya habían cumplido buena parte de la sanción que les habían impuesto por delitos contemplados en el viejo Código, pero que en el nuevo tienen una pena menor.