Máximo Rugama
  •   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los hermanos Donald Antonio, Ronny Armando y Hollman de Jesús Fuentes Fuentes, fueron condenados a 25 años de cárcel por el delito de asesinato en perjuicio de quien en vida fuera el productor José Noel Centeno Zamora, quien tenía 42 años.

Los familiares de los detenidos y el litigante Kenneth Guardado Savillón anunciaron que apelarán de la sentencia ante el Tribunal de alzada correspondiente, porque consideran desproporcionada la cantidad de años que les impuso la jueza.

Corea comentó que las partes tienen derecho de hacer uso del recurso de apelación en los próximos seis días hábiles; no obstante, dijo que a la hora de imponer la pena, tomó en cuenta que la víctima sufrió 27 lesiones y no se pudo defender, porque quienes le atacaron actuaron en cuadrilla.

Los hermanos Fuentes fueron inculpados en un juicio oral y público que se prolongó todo un día y una noche, tras haber sido reprogramado dos veces por la ausencia de los testigos de la Fiscalía y los del abogado defensor.

El crimen ocurrió el 23 de febrero del 2013, en la comunidad La Montañita, jurisdicción del municipio esteliano de Condega.

En esa fecha se desarrollaba una fiesta en la comunidad, porque una muchacha del lugar estaba cumpliendo quince años.

Los hechos

Según la acusación, Centeno llegó al local donde se desarrollaba la fiesta y discutió con dos de los tres hermanos Fuentes, pero a solicitud de los dueños de la casa se retiró del lugar.

Luego de amenazar de muerte con una pistola a los hermanos Fuentes, Centeno siguió ingiriendo licor, se emborrachó y se dirigió hacia su casa, no obstante, los Fuentes lo siguieron por veredas y le interceptaron el paso.

De acuerdo con la acusación, la víctima se encontró con cinco sujetos, entre ellos los hermanos Fuentes, quienes supuestamente lo atacaron y aunque intentó huir, lo persiguieron hasta darle muerte.

Ronny Armando y Donald Antonio Fuentes huyeron a Siuna tras el crimen, pero diez meses después fueron capturados y trasladados a Estelí, en tanto que Hollman de Jesús se entregó voluntariamente a las autoridades.