•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

José Luis Cornejo Hernández confesó ser el asesino de los comerciantes de papa y verduras, Ada Julia Morán Guardado y Cairo José Gutiérrez Tórrez, quienes eran originarios del departamento de Jinotega, informó este lunes la Policía de Matagalpa.

Según las autoridades, el hombre además buscó a su hermano Wilmer para que lo ayudara a enterrar los cuerpos de sus víctimas y la motocicleta en la que se movilizaban.

El comisionado mayor y jefe de la Policía de Matagalpa, Ramón Calderón, señaló que Cornejo Hernández es reo confeso al igual que su hermano. Son originarios de la comunidad de Aguas Zarcas, del municipio de San José de Bocay, del departamento de Jinotega, detalló.

“Este hecho se registró él sábado 23 de mayo y desde esa fecha se comenzó a trabajar coordinadamente con la Policía de Jinotega que fue donde se recepcionó la denuncia hasta lograr la captura de José Luis Cornejo, quien dijo haber asesinado a Ada Julia y a Cairo José, a quienes dio muerte con un arma blanca, siendo el móvil del crimen el robo”, explicó Calderón.

El victimario prometió vender varios quintales de papa a doña Ada Julia Morán y “al llegar al lugar pidió la plata y como no llevaba el dinero procedió a cometer el crimen”, señaló el jefe policial.

Pena máxima

Por su parte, una hija de la difunta quien omitió dar su nombre, aseguró que su “mamá era una mujer trabajadora que se ganaba la vida con la venta de las verduras y papas”. La joven pidió la pena máxima para el supuesto asesino de su madre.