•  |
  •  |
  • END

La tragedia marcó a la familia de Orlando de Jesús Gaitán López, de 63 años, quien murió de forma instantánea al caer de un árbol de entre tres a cuatro metros de altura, al mediodía de ayer, en el kilómetro 10 de la Carretera Nueva a León.

Gaitán podaba un árbol de espino cuando, según algunos testigos, perdió la estabilidad y cayó. Aunque miembros de la Cruz Roja Nicaragüense se presentaron hasta la Gruta de Javier, ya el hombre no presentaba signos vitales.

Heydi Manuel Gaitán Sandoval, de 33 años, hijo del infortunado, manifestó que estaba trabajando cuando recibió la fatal noticia.

“Mi papá trabajaba cortando palos, a veces se llevaba la leña a la casa para utilizarla en la cocina, aquí tenía como un año de trabajar, también cortaba el monte, hacía mandados, entre otros oficios”, relató Heydi Gaitán Sandoval.

Agentes de la Primera Delegación de Policía se presentaron a realizar las investigaciones sobre el caso, aunque se trata aparentemente de una muerte accidental.

Se presume que el infortunado se desnucó al caer, aunque no se descarta que haya sufrido algún problema de salud, es por ello que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal.

Por su parte, Heydi Gaitán pidió al dueño de la quinta donde su papá trabajaba eventualmente, que le colaborara con los gastos fúnebres, ya que son una familia de escasos recursos y no imaginaban una muerte repentina de su padre.

La vela se realizará en la casa ubicada en Vista Hermosa, de la parada del Chilamate 75 varas al oeste, en el municipio de Ciudad Sandino.