•   Estelí y Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos fallecidos y un lesionado es el resultado del accidente de tránsito ocurrido en el kilómetro 170 de la carretera Condega-Estelí, ayer a eso de las 9:40 am, tipificado por la Policía como muerte por colisión entre vehículos.

Una de las víctimas mortales es Katherine Yessenia Rodríguez Zeledón, de 23 años, quien murió instantáneamente en el lugar; era la conductora del vehículo Suzuki blanco, placa ES-14683, propiedad de la Escuela de Manejo Divino Niño.

La acompañaba su instructor de manejo y progenitor, Bayardo Rodríguez Gámez, de 72, quien expiró horas después de ingresar al Hospital Regional San Juan de Dios, de Estelí, a consecuencia de trauma craneal y politraumatismo severo.

La médico forense Thelma Rodríguez detalla que Katherine falleció por trauma craneoencefálico severo y politraumatismo, que sufrió al quedar prensada entre los hierros retorcidos del automóvil.

Investigan

Peritos de la especialidad policial de Averías, Explosiones e Incendios, Avexis, y de la Dirección de Tránsito están a cargo de las investigaciones.

La tragedia ocurrió, al parecer, porque se le ponchó una de las llantas al furgón Freightliner verde placa MY-8629, conducido por Xavier Heriberto Vega Rizo, de 52 años, quien también resultó lesionado.

Producto del ponchón, Vega perdió el control e invadió el carril contrario, donde circulaban con dirección de norte a sur padre e hija, la joven era estudiante del curso de manejo y se dirigían a Estelí.

El comisionado Noel Díaz, jefe de la Dirección Departamental de la Policía de Tránsito, en Estelí, dijo que los peritos realizan las indagaciones respectivas para determinar las causas del accidente.

En Managua

Otro trágico accidente se registró en la capital a eso de las 12:00 del mediodía de ayer, donde Maribel Karioziola Gutiérrez, de 33 años, falleció por trauma craneoencefálico severo.

La víctima viajaba como pasajera de la motocicleta negra Suzuki sin placa, conducida por Ronald Enrique Báez Leal, de 28, a quien fue necesario trasladarlo a un centro hospitalario.

El accidente ocurrió en el kilómetro 9½ de la carretera Nueva a León, cuando el taxista Rafael Antonio Mendoza, de 39 años, realizó una mala maniobra, por lo que los motorizados impactaron en el costado derecho del vehículo Suzuki placa M-09960.

“El taxista fue el responsable del accidente, iba borracho, dentro del vehículo pueden ver las botellas de licor que llevaba, es un irresponsable”, dijo uno de los testigos del accidente.

“Vamos a realizarle la prueba del alcoholímetro, porque aparentemente iba ebrio, ya está detenido”, dijo el comisionado mayor Alejandro Ruiz, jefe policial del Distrito 10, en Ciudad Sandino.

Más víctimas mortales

Eddy William Arista Rugama de 45 años, falleció cuando bajo los efectos del licor trataba de ponerse de pie, con tan mala suerte que al momento del intento cayó sobre el pavimento y el camión placa M 111910 conducido por William Ramón González Martínez de 38 años, lo atropelló mortalmente.

Aunque Arista fue trasladado con vida al hospital, falleció minutos después de haber ingresado. La víctima era habitante del barrio Carlos Agüero.

Otra víctima que fallece por accidente de tránsito es Juan Moisés Martínez Acuña, de 54 años, la tragedia se dio a la altura del kilómetro 153 ½, donde resultó con lesiones Samuel Rodríguez Cordero, de 19.

Las víctimas se movilizaban en una motocicleta al momento que fueron impactados por el camión blanco placa MT 14821 conducido por Israel Peralta González, de 31 años, quien según informe policial invadió carril.

Otra víctima

René Duarte Solano, de 40 años, estaba subiendo una carga al bus que cubre la ruta Nueva Guinea-Puerto Príncipe, al momento que fue atropellado por el conductor del vehículo Mitsubishi Montero Placa M025342, conducido por Napoleón Antonio Peña.

El accidente se dio en Colonia La Esperanza, ubicada a veinte kilómetros al sureste de la cabecera Municipal de Nueva Guinea.

La inspectora Esperanza Urrutia, vocera policial en Zelaya Central, informó que la víctima murió por trauma craneoencefálico severo.

Con la colaboración de Francisco Mendoza y Janeth Oporta Vásquez.