•   Bilwi, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los celos enfermizos de un progenitor lo llevaron a cometer un horrendo crimen, al decapitar a su hija de 14 años, quien pretendía volver a los brazos de su novio.

El femicidio ocurrió en una zona rural del municipio de Bilwi, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

“La víctima fue identificada como Jessenia Johanna Soza García. El crimen sucedió el sábado 7 de junio en la comunidad Akawasito, ubicada a 90 kilómetros al Sur de Puerto Cabezas”, informó el comisionado mayor Yuri Valle, jefe regional de la Policía Nacional.

“El autor es el papá de la adolescente Arsenio Soza Martínez, de 47 años, quien aparentemente había ido a traer a la menor a casa de su novio, y de regreso al hogar paterno hubo una discusión que siguió con el machete, según datos recabados con testigos”, dijo el jefe policial.

¿Enamorado?

Los celos excesivos de Soza hacia su hija llevan a las autoridades policiales a presumir que la menor era abusada sexualmente por el progenitor.

“En declaraciones de Johanna García, madre de la víctima, esta detalla que su marido celaba tanto a la hija, al punto de encerrarla en la habitación cuando llegaban visitas”, informó el comisionado Bayardo Sánchez.

 

3 Femicidios se reportan este 2014, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

 

9 delitos contra las mujeres se reportaron en el 2013, siete en la zona del Triángulo Minero y dos en Puerto Cabezas.

 

Doble crimen

Mulukukú • La Policía Nacional investiga el doble asesinato de los hermanos David Josué y Erling Joel González Paz, de 15 y 16 años, respectivamente, quienes fueron sacados de su casa a la fuerza la noche del pasado jueves, por cuatro elementos armados de fusiles AK.

El hecho tuvo lugar en una zona rural del municipio de Mulukuku, Región Autónoma Caribe Norte, RACN, confirmó el comisionado mayor Otilio Duarte, jefe de la Delegación policial del Triángulo Minero, Prinzapolka y Mulukukú.

“Es una comarca limítrofe entre la RACN y La Cruz de Río Grande, lo que ha atrasado conocer las pesquisas obtenidas por la guardia operativa”, recalcó el jefe policial.

Los cuerpos fueron encontrados el fin de semana en la finca de Wilfredo Avante, ubicada en la comunidad Umbla-Bijagüe, 45 kilómetros al suroeste de Mulukukú.

En un mes

Fuerzas combinadas de la Policía Nacional y efectivos de la Octava Región Militar aún permanecían en la zona del hecho sangriento.

El pasado 29 de mayo en la comunidad Kulta, ubicada 75 kilómetros al oeste del municipio de Siuna, fueron ejecutados a balazos Pedro Ochoa Salgado, de 45 años, y su hijo Fernando Ángel Ochoa Herrera, de 18; según versión policial el crimen fue por rencillas personales.