•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“¡Mi niña, Señor!, ¿por qué mi niña?, ¿por qué me la mataron?”, se lamentaba Martha Lorena Navarrete Vallejos, quien encontró dentro de su casa el cuerpo inerte de su hija menor, Ligia Fernanda Arce Navarrete, de 16 años.

El cuerpo de la jovencita tenía una sábana enrollada en el cuello y aruños como señales de defensa, así como golpes en diferentes partes del cuerpo y dos estocadas en el costado derecho. El autor o autores la dejaron semidesnuda sobre su cama.

El crimen ocurrió en el barrio “Jorge Salazar”, (contiguo a La Subasta), donde el hallazgo se realizó a eso de las 3:30 pm de ayer, cuando su progenitora Martha Lorena regresó a casa luego de palmear tortillas en la entrada del barrio.

“Mi susto fue que doña Martha gritaba desesperada, pidiendo ayuda; al inicio ella pensó que la muchacha se había matado, pero cuando entramos y vimos que estaba golpeada, le dijimos que no la tocara, que llamara a la Policía. ¿Cómo se iba a ahorcar y quedar en la cama?, además, le vimos las heridas en el costado”, refirió la vecina Eveling Urbina, de 23 años.

“La muchacha tenía la ropa interior retorcida, como que forcejeó con su atacante, y al parecer, como no se dejó, la mataron”, comentó otra de las vecinas, que entró al momento del hallazgo.

¿El novio?

El femicidio es investigado por la Dirección de Auxilio Judicial Nacional en conjunto con el Distrito VI de Policía, quienes utilizaron la técnica canina.

“En la mañana dicen los vecinos que vino (a la casa) el exnovio, Josep Ramírez, de 22 años. Ellos habían terminado hace poco, no sé por qué razones. No sospecho de nadie ni quiero señalar a nadie, lo que pido a la Policía es que investigue el caso y capture al o a los responsables; que la muerte de mi hija no quede impune”, manifestó entre lágrimas la progenitora.

Según los vecinos, la víctima convivió maritalmente con ese joven unos ocho meses y hace 15 días regresó a casa de su familia, pero esto fue negado por la progenitora.

“Para mí, si no fue el novio, fueron los vagos del barrio, porque la enamoraban y ella no les hacía caso. Tal vez fue por desquite, pero lo raro es que no se escuchó nada extraño”, dijo uno de los vecinos, quien pidió el anonimato, por temor.

Retenidos

Sin embargo, los uniformados retuvieron a un joven conocido únicamente como “Maycol”, quien fue el novio anterior, pues según los testigos lo vieron platicando en la mañana con la víctima, afuera de su vivienda.

Ellos fueron novios pero quedaron como amigos, y el pobre, su pecado fue saludarla y quedarse platicando un rato, ahora lo llevan en la patrulla”, comentó otra de las lugareñas.

Sin embargo, a eso de las siete de la noche la Policía detuvo a tres ciudadanos que conducen caponeras, porque la técnica canina los “marcó”, ellos fueron detenidos a cuatro kilómetros de distancia de donde ocurrió el hecho de sangre.

 

"Estamos investigando, puede ser que el autor o los autores huyeron en una caponera, o no sé; estamos en un proceso de investiga-ción y no podemos descartar nada". Detective