• León, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La violencia intrafamiliar que Marisol del Carmen Martínez Montes, de 25 años, vivió en silencio por más de doce años, la llevó hasta la muerte la noche del lunes, cuando su pareja le dio cuatro machetazos que le provocaron hemorragia interna.

Con la muerte de esta joven se elevan a 46 las mujeres asesinadas en el país, este último hecho se conoció en el reparto Miralagos, comunidad Momotombo, en La Paz Centro, León.

Datos preliminares de la Policía revelan que la víctima estaba acostada en su cama en compañía de su hija menor, quien lamentablemente presenció el crimen.

Se fuga

Las autoridades policiales identificaron al victimario como Walter Javier Galán Orozco, de 27 años, quien para evadir sus responsabilidades se dio a la fuga. La víctima había procreado con él dos hijos, de 11 y 5 años.

El médico forense, Benito Rafael Lindo, determinó que el cuerpo de Martínez presentaba laceración de vasos sanguíneos y heridas por machete en el pulmón izquierdo, el cuello y tórax.

La comisionada Carmen Montes, jefa de la Comisaría de la Mujer y Niñez en la Policía de León, afirmó que en este caso existía un círculo de violencia intrafamiliar desde hace mucho tiempo y lamentablemente la víctima nunca se atrevió a denunciar.

No aceptó un “No”

"Un día antes (el domingo), la pareja había decidido separarse, Galán se mudó a la casa de sus familiares, se llevó ropa y algunos objetos personales, sin embargo el lunes por la noche se introdujo a la propiedad --sin que nadie se enterara--, pidió reconciliación y al obtener un no, se puso violento hasta que le dio muerte”, dijo la comisionada Montes.

"Yo acababa de ir a acostar a mi nieta de cinco años, donde ella (la víctima), de repente la niña llegó corriendo y dijo que su papá había herido a su mamá, cuando llegué encontré a mi hija boca abajo tirada en el suelo", dijo entre lágrimas Arelis de los Santos Ramírez Montes, de 44 años, progenitora de la víctima.

“Debemos estar claros de que la conducta humana no se puede medir, porque no podemos decir si una persona es capaz de hacer algo, porque todo es impredecible", manifestó Montes.

Con este hecho son dos los femicidios que se registran en este departamento, el primero fue en enero en el municipio de El Jicaral.

"Las mujeres que sufren violencia deben de romper el silencio y denunciar a sus agresores".

Comisionada Carmen Montes,

jefa Comisaría de la Mujer.