• Estelí y Managua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

En un operativo “relámpago” en el barrio Los Castro, carretera a Xiloá, en Ciudad Sandino, la Policía del Distrito X capturó a tres sujetos, entre ellos un adolescente de 15 años, ocupó varias “tilas” de marihuana y C$4,150 en efectivo.

Los detenidos fueron identificados como Luis Téllez, de 27 años; Mario Rafael Borge López, de 19, y el adolescente de 15 años.

“Yo no tengo nada que ver aquí, en realidad, estaba sentado afuera de la casa. Es cierto que venía de comprar mi ‘tila’, me costó C$20, pero la compré en otro lado, no aquí, iba a visitar a mi novia, que vive a pocas cuadras”, alegó el adolescente, quien dice que tiene tres años de consumir el estupefaciente.

“Yo iba pasando, compré la droga en la otra calle, ni sabía que ahí vendían, no sé por qué la Policía me involucra en este rollo”, manifestó por su parte Téllez, quien según él ha estado detenido, pero por vagancia habitual.

Expendio

Sin embargo, el jefe del Distrito X de Policía, el comisionado Alejandro Ruiz, dijo que la vivienda de Borge había sido investigada con anterioridad porque los vecinos denunciaron que se dedicaba a la actividad ilícita.

“Se le dio seguimiento a la denuncia, y al realizar el allanamiento se ocupó varias ‘tilas’ de marihuana, la cual se pesará en la delegación policial por efecto de seguridad. Se encontró varios proyectiles de escopeta y C$4,150 que se presumen son producto de la venta de la droga”.

Sin embargo, la compañera de vida de Borge dijo que ese dinero era parte de un préstamo que había hecho para la compra de cosméticos a la que se dedica.

Los detenidos fueron llevados a los juzgados para enfrentar proceso judicial por el delito de tráfico interno de estupefacientes.

En Estelí

Gregorio Quintero, de 31 años, y Jeiker Rodríguez, de 21, fueron detenidos porque los agentes patrulleros encontraron en su poder 10 gramos de marihuana, que supuestamente ocultaban dentro de su vestimenta.

A Rodríguez, además, le ocuparon C$500 en efectivo, los que se presume que eran parte de la venta ilícita.

Los detenidos negaron los señalamientos, alegaron que se ganan la vida como albañiles, y que supuestamente los uniformados les “tienen tema”.