Leoncio Vanegas
  •  |
  •  |
  • END

JÍCARO, NUEVA SEGOVIA

Detrás de las rejas están Elvis Uriel Maradiaga Salinas, de 20 años, y Germán Blandón Espinoza, de 27, como presuntos integrantes de un banda de asaltantes de camino. Ambos son oriundos de las comarcas jicareñas de Natoso y Muyuca.

El subcomisionado Oswaldo Olivas, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de Nueva Segovia, informó que en las viviendas de los imputados, allanadas con una orden judicial, se encontró abundantes evidencias que comprometen a los detenidos.

Según la investigación policial, el dúo, armado con un fusil Ak, un revólver y una escopeta, ejecutaba asaltos de camino en la cuesta La Leona y Plan de los Muertos, sobre la vía Ocotal-Jalapa.

El último atraco que dio pistas para su captura lo consumaron a inicios de noviembre, en la intrincada bajada y subida del primer sitio. El olfato policial encontró “huellas” que los llevarían con seguridad a la madriguera del par de malandrines.


Víctimas de vista aguda
Un sujeto, vestido de policía y empuñando un AK, hizo señal de alto al camión blanco Hyundai, placas MT 06044, conducido por Edwin Altamirano Talavera, quien viajaba en compañía de su ayudante, Cairo René Ramos Morales. El sujeto dejaba ver en el cinto y entre el ruedo de la camiseta celeste la empuñadura negra de un revólver calibre 38.

Los ocupantes del vehículo vieron bien su rostro, porque hasta ese momento no se había colocado la capucha negra, con la que después sólo mostraba los ojos y los labios.

Continuaron relatando las víctimas que luego apareció el segundo sujeto, vistiendo una camisa pinta y pantalón azulón desteñido y sucio, con una escopeta en las manos, y también se puso un pasamontañas.

A esas alturas se declararon simples ladrones e intimidando con las armas a los ocupantes del camión, despojaron a éstos de 42 mil córdobas, una mochila y un teléfono celular. Ambos fueron bien observados por sus víctimas, por lo que sería fácil identificarles en cualquier lugar que les vieran, así lo constataron en su denuncia.


Olfato policial los llevó al punto exacto
El cara a cara no tardó tiempo, pues el último sábado Elvis y Germán fueron arrestados en sus propias casas. En el allanamiento, los investigadores policiales ocuparon un revólver “Arms Colr 200”, 38 mm., serie: 997094 a Elvis, la que será sometida a criminalística de Estelí para su análisis químico y balístico.

También tenía tres camisas de camuflaje militar y una de ellas la usaba el ahora indiciado al momento de su detención.

Otras prendas comprometedoras son pantalón pinto, un azul oscuro y una camisa celeste, que usaba en el asalto de La Leona; además de una capucha negra con orificios en los ojos, una cantimplora, una mochila militar y un par de binoculares. Vestimentas del mismo tipo hallaron en la casa de Germán. Olivas dijo que queda pendiente la entrega del fusil AK.

Y tal como lo habían manifestado en su denuncia, los afectados no vacilaron en reconocer a sus victimarios, gracias a la memoria fotográfica que poseen.