Máximo Rugama
  • Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El joven Luis Flores Benavides se rindió a la muerte luego de que sufriera lesiones y trauma craneal grave, convirtiéndose así en la víctima número 18 de los accidentes de tránsito en Estelí.

Flores, quien era habitante del barrio “Boris Vega”, circulaba de sur a norte a bordo de una moto por una calle del Distrito Uno de la ciudad de Estelí, cuando impactó con la parte trasera de un taxi.

Otra víctima es Sebastián Antonio Espinosa, de 47 años, quien sufrió politraumatismo al accidentarse a bordo de su motocicleta en una calle del barrio "Paula Úbeda", de Estelí.

En tanto las autoridades policiales estelianas buscan a un ciudadano que se movilizaba en una motocicleta en las cercanías del Instituto San Francisco, donde se subió en una acera y atropelló a Anielka Aróstegui Briones, de 19 años.

Debido al impacto, la muchacha resultó con una fractura en la tibia y el peroné, y golpes en otras partes del cuerpo.

El problema

Pablo Rodríguez y Berta Centeno, quienes viven cerca del colegio, comentaron que el problema en Estelí es que la Policía permite que adolescentes y jóvenes que no tienen experiencia en la conducción de motocicletas, ni de vehículos de cuatro ruedas, circulen por las calles.

Además dijeron que las vías ya no soportan el flujo automotor, estimado por la Policía en 27,000 vehículos, incluyendo 4,000 motocicletas.

El comisionado José Ernesto Castro, portavoz policial en Estelí, dijo que la Policía es enérgica en la aplicación de multas y sanciones, “pero hay muchos padres que les compran motocicletas a sus hijos y no los saben orientar sobre cómo circular por las calles, para evitar un percance o provocar tragedias”.

Un alcohólico anónimo que lidera un grupo de reflexión dijo que es preocupante el número de adolescentes varones que circulan por las calles en motos.