Lésber Quintero
  •   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un motociclista fue asesinado de 4 tiros, la noche del sábado, a las 11:00 p.m., cuando regresaba a su casa de habitación procedente de una fiesta pública que se celebró en la comunidad de Río Grande, en Tola.

Don Bernardo Baldizón relató que su hijo, Douglas Alberto Baldizón, de 24 años, recibió los impactos de bala en la espalda, tetilla izquierda, axila del mismo costado y en la cabeza.

El joven, quien se ganaba la vida como soldador, salió de su casa a bordo de su moto, a las 5:00 pm, para tomarse unas cervezas en un bar de Tola, pero al caer la noche un amigo lo invitó a la fiesta.

Según don Bernardo, los asesinos esperaron a su hijo en un tramo oscuro y despoblado conocido como El Garabato, 2.5 kilómetros al sur de Tola, donde colocaron palmas de coco en la calle, y cuando ya estaba cerca, le dispararon en el pecho.

La víctima chocó contra un cocotero y cayó en el camino, donde lo remataron, luego los asesinos huyeron. Don Bernardo sospecha de un hombre que había amenazado a su hijo.

Los parientes de Douglas Baldizón se enteraron de la desgracia por su amigo, a quien no identificaron; les dijo que este se había accidentado y que se había separado de él en el empalme de La Junta, a un kilómetro del lugar del crimen.