•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El fin de semana se registraron al menos cinco víctimas mortales por accidentes de tránsito en diferentes puntos del país, dos en Chinandega, uno en Matagalpa y dos en Managua. En uno de estos últimos casos, se vio involucrado el suboficial Adolfo José Hernández Pineda, de 32 años, quien se desempeña como escolta de un alto funcionario en la institución del orden y además es vecino de la víctima.

Los pobladores del barrio San Judas ya presentían que tarde o temprano la desgracia enlutaría a una familia, porque “ese muchacho (Hernández) tiene por costumbre viajar a alta velocidad, se cree intocable solo porque es policía”, dijo uno de los vecinos, quien se amparó en el anonimato.

Y la desdicha tocó a la puerta la tarde del viernes 11 de julio, a la familia García Manzanares, cuando el menor Caled Josué García Manzanares --quien cumpliría el 16 de agosto sus 9 años-- salió a comprar un helado.

“Todo fue tan rápido que yo en mi desesperación por salvar la vida de mi hijo, no esperé ambulancia, tomé un taxi y lo llevé al hospital, pero el domingo a las dos de la tarde falleció debido al trauma craneoencefálico severo y los ocho infarto que sufrió”, señaló entre lágrimas Rebeca Manzanares, de 27 años, progenitora del niño.

“Lo más doloroso es que ese muchacho siendo vecino, se burle y todavía sarcásticamente diga: ‘A mí no me van a sacar nada, lo que quieren es reales para comer pollito. Prefiero pasar las 48 horas preso, pero no pago nada’, como va a ser posible que diga eso, si él también es padre de familia y de dos niños con la misma edad que los míos”, agregó acongojada la joven madre.

“¡Gracias a Dios en esta casa no necesitamos su dinero, porque todos trabajamos! Además, él viajaba en el carril contrario y atropelló al niño. No es como él dice que el niño se le cruzó, ¿cómo se va a tirar de espalda mi sobrino?, si el dictamen y los médicos del hospital determinan que falleció por trauma en la cabeza debido a atropello”, manifestó Carlos Adán Manzanares, tío del menor.

Los compañeritos de tercer grado del colegio Pablo VI llegaron a darle el último adiós a Caled Josué, cuyos restos descansarán en el cementerio de San Judas.

El Nuevo Diario buscó la versión de Hernández en su vivienda y nadie atendió, tampoco en el Distrito III de Policía ni en Relaciones Públicas en Plaza El Sol brindaron detalles al respecto.

El otro ciudadano que falleció en la capital es don Higinio Alejo Serrano Hernández, de 65 años, quien se dedicaba a la venta de agua helada, y la noche del domingo intentó cruzar los cuatro carriles ubicados en las inmediaciones de los antiguos Juzgados, en Nejapa.

Las autoridades del Distrito III de Policía tipificaron el hecho como atropello con fuga, ya que el vehículo que catapultó a Serrano se dio a la fuga, solo tienen como referencia que se trata de un carro blanco.

Señalaron que aún continúan con las investigaciones del caso, en esta delegación policial se registran 17 muertes por accidentes en lo que va del año, seis más que el año anterior.

Otro menor

En Matagalpa un niño de siete años perdió la vida y otro de trece resultó lesionado, luego de ser arrollados por una camioneta. Las víctimas, junto a otros niños, recolectaban material selecto a la orilla de la vía.

El accidente se registró en el kilómetro 145 ½ de la carretera Matagalpa-La Dalia, cuando según el croquis de la Policía, el conductor del vehículo realizó una mala maniobra.

El comisionado Omar Martínez, jefe departamental de Tránsito, dijo que el vehículo placa MT-05019 era conducido por Alejando Isaac González Ramírez, de 21 años, quien fue detenido y está a la orden del Ministerio Público.

EN CHINANDEGA

Entre la noche del domingo y la madrugada del lunes, dos motociclistas murieron en los municipios de Chichigalpa y El Viejo, ascendiendo a 52 la cifras de fallecidos en accidentes de tránsito en los trece municipios que integran este departamento.

A las 5:40 de la mañana del lunes, el motociclista Renán Rodolfo Carrillo Meléndez, de 45 años, originario de la ciudad de El Viejo, falleció tras impactar su vehículo de dos ruedas placa CH-18404 contra el camión Mercedes Benz, placa M-057044 conducido por el salvadoreño Fortunato García Escobar, de 59 años.

El percance se produjo en el kilómetro 149 carretera El Viejo-Jiquilillo, cuando el infortunado, quien era ingeniero agrónomo y laboraba para una empresa camaronera situada en la comunidad Los Playones de Catarina, viajaba junto a su compañero de trabajo Axel Martínez, de 18 años.

Mientras que Martínez, el acompañante, resultó con trauma craneoencefálico severo, y su estado de salud es delicado, se mantiene en el Hospital España.

En la comunidad Las Nubes, del municipio de Chichigalpa, en las inmediaciones de la finca Las Palmeritas, perdió la vida el motociclista Donald Francisco Soza Canales, de 36 años.

Según el informe de Tránsito, Soza perdió el control del vehículo y se arrastró 18 metros sobre una trocha; aunque fue remitido al Hospital España, falleció horas más tarde.

 

"No quiero que la muerte de mi hijo quede impune, el responsable debe pagar su irresponsabilidad".

Rebeca Manzanares, madre de la víctima.

 

Piden reconstrucción de tragedia vial

Lizbeth García / MANAGUA • El jefe de Tránsito del Distrito I, capitán David Saúl Madrigal, y dos de sus subalternos, tendrán que responder ante la Dirección de Asuntos Internos, porqué Patricio Silva Gutiérrez, quien está denunciado por la presunta autoría de un homicidio imprudente, sigue en libertad.

Buscamos a los denunciados para conocer su versión, pero dijeron que “no estaban” y nos remitieron a la jefatura de la Estación, donde no nos atendieron, no obstante la Secretaria Informativa explicó que Silva quedó libre por vencimiento de término, porque el Instituto de Medicina Legal no ha mandado el dictamen ampliado que se pidió a raíz del deceso del atropellado.

Según el denunciante, Jorge de Jesús García Cabezas, el conductor que arrolló mortalmente a su hijo Jorge García Cabezas el 28 de junio en el barrio Memorial Sandino, fue liberado “por negligencia” del investigador.

García Cabezas explicó que el policía escribió mal la dirección del lugar donde ocurrió el accidente, razón por la cual no encontraron el dictamen médico legal que le practicaron a su hijo en su lecho de muerte.

Luego, agrega la denuncia, García Cabezas pidió copia de la resolución del accidente, pero Madrigal y otro de sus subalternos también ligado a la investigación, le pidieron el voucher de pago y no le dieron documento alguno.

María Cristina Aguilar, madre del fallecido, dijo que lo que están demandando es que lo s especialistas de Averías, Explosivos e Incendios, Avexis, realicen la reconstrucción del accidente, se investigue a fondo el caso, que el responsable pase a la Fiscalía y a los Juzgados.