José María Centeno
  •  |
  •  |
  • END

Por una tontería como decimos en buen nicaragüense, un policía terminó en la cárcel por haber macheteado a  otro que fue a parar al hospital, y por si eso fuese poco,  víctima y victimario fueron  suspendidos en sus funciones.

Los hechos ocurrieron en la colonia Jacinto Baca de Nueva Guinea, cuando el primer policía le hizo un fuerte  reclamo al otro,  que obviamente se enojó y ambos terminaron macheteándose.

Los protagonistas de esta historia, son los policías Augusto Nicolás Amador, de 25 años y  Víctor Rodríguez,  de 30 años.

Amador  le propinó dos machetazos a Rodríguez, el primero en la cabeza y  un segundo  en la mano derecha,  lesionándole el dedo índice.

El herido fue traslado al centro asistencial de Nueva Guinea, donde se recupera de los machetazos, mientras que Víctor Rodríguez está preso en las celdas preventivas de la Policía de Nueva Guinea y fue puesto a la orden del Ministerio Público,  que lo acusará  ante el judicial correspondiente por la autoría de lesiones.

Ambos policías fueron suspendidos en el cargo y será la Jefatura de la Policía Nacional la que decidirá su situación,  confirmó  el capitán Román Benítez, vocero oficial de la Policía Nacional de Zelaya Central.