•   San José  |
  •  |
  •  |
  • Tomado del Diario Extra

Un nicaragüense que se ganaba la vida como vigilante en unas bodegas ubicadas en San José, Costa Rica, falleció de un impacto de bala en el tórax, víctima de asalto.

Las autoridades costarricenses identificaron a la víctima solo con el apellido Sánchez, de 34 años. El hecho se dio a eso de las 7:00 pm, en la avenida 3, a 300 metros de la parada de buses de San Carlos.

La víctima fue encontrada por dos oficiales de la Fuerza Pública, quienes llegaron a inspeccionar la zona, luego de la alerta que dieron los lugareños a través del 911 sobre las detonaciones que escucharon.

Impreciso

Juan Carlos Arias, subjefe de la Fuerza Pública de San José, dijo que no había mayores detalles sobre el caso, porque la alerta ingresó muy imprecisa. Aparte del impacto, la víctima no tenía otros signos de violencia.

“Al revisar la zona los compañeros, encuentran a una persona tirada en el suelo dentro de la caseta de seguridad de unas bodegas de calzado, de momento las causas se desconocen porque no había testigos de la escena”, relató Arias.

Los oficiales de la Fuerza Pública realizaron búsqueda en la zona y detuvieron a tres personas entre ellas, una mujer, todos nicaragüenses y sin antecedentes, estos fueron vistos minutos antes con el occiso.

Sánchez era el guarda de seguridad encargado de realizar los días libres de sus compañeros.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial, OIJ, inspeccionaron el lugar y procedieron con el levantamiento del cuerpo, para trasladarlo a la Morgue Judicial.

 

"Las causas se desconocen porque no había testigos de la escena".

Juan Carlos Arias, Subjefe de la Fuerza Pública