Fátima Tórrez González
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Con un impacto de bala en el pecho fue encontrado sin vida dentro de su carro, Oscar Federico Altamirano Gómez, de 40 años, la madrugada de ayer domingo 27 de julio. El vehículo placa M209864 estaba estacionado a un lado de la Carretera Nueva a León, en el kilómetro 8½.

El hecho fue descubierto por dos agentes policiales que habían terminado su jornada laboral y pasaron por la zona a eso de la 1:45 am.

“Pensé que el señor (la víctima) se había quedado sin combustible o por desperfectos mecánicos, pero al acercarnos nos dimos cuenta de que estaba muerto, por lo que dimos aviso a los compañeros detectives para que iniciaran las investigaciones”, relató el testigo.

Al momento del hallazgo, Altamirano tenía puesto el cinturón de seguridad y estaba inclinado, con apariencia de estar dormido frente al volante, por lo que los transeúntes no se percataron de que estaba muerto.

RETENIDO

Las autoridades del Distrito X de Policía, a cargo de las investigaciones, tienen a una persona retenida, un joven de unos 25 años con quien la víctima anduvo ingiriendo licor la noche de la tragedia.

“Se les está haciendo la prueba de parafina a todos los sospechosos; está retenido para efectos de investigación el joven con quien la víctima (Altamirano) anduvo ingiriendo licor el día de los hechos; aparentemente fue la última persona que lo vio con vida. Todavía no se puede descartar ni confirmar nada”, dijo unos de los agentes vinculado a las investigaciones.

“El abanico de hipótesis es muy amplio, también se le está haciendo la prueba de parafina --para detectar residuos de nitrados a la persona que disparó un arma de fuego-- a la compañera de vida del ahora occiso, no se puede descartar nada porque estamos en la etapa investigativa”, agregó la fuente extraoficial.

¿SUICIDIO?

La fuente policial informó que la víctima supuestamente llamó en la madrugada a su esposa, y le dijo que se iba a quitar la vida.

“Según datos preliminares, la pareja tenía problemas y la esposa, según dijo en la Policía, declaró que su marido la llamó y le dijo que se iba a matar”, agregó la fuente.

La Policía investiga si el hecho se debe a una pasada de cuentas o si tiene un ribete pasional, pero el robo está descartado.

“Al realizar las investigaciones, el occiso tenía todas sus pertenencias, por lo que se descarta el robo, investigaremos más a fondo”, dijo el comisionado Gilberto Ruiz Vaca, II jefe del Distrito X de Policía.

La víctima era comerciante y habitaba en un residencial cercano al Mercado “Iván Montenegro”.