•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Dirección Antidroga de la Policía Nacional incautó un total de 88.93 gramos de cocaína en casa de Edmundo Candia, de 74 años, propietario de un negocio de venta de llantas, rines de lujo y repuestos automotrices dentro del mercado Oriental.

Según las autoridades policiales, desde hace meses estaban dando seguimiento al negocio ubicado de la Jabonería América 1 1/2 cuadra al sur, dentro del mercado Oriental, ya que vecinos alertaron de que en ese comercio se daban “movimientos raros”.

Los capturados son Edmundo Candia, Erick Domingo Parajón Dávila, Maryin del Socorro Mendoza e Isaías Antonio Blandón Cortez, este último señalado como otro de los propietarios.

La Policía informó que se les ocupó a los detenidos tres vehículos —dos livianos y un camión—, así como cinco casas de habitación.

“Algunas de las viviendas funcionaban como negocios, pero una de ellas —donde se encontró la droga— era utilizada para las transacciones ilícitas. Esa vivienda no tenía condiciones como las otras viviendas”, explicó el comisionado mayor Noel Cruz, jefe del Distrito Cuatro de Policía.

Niegan delitos

Los allanamientos se dieron el martes y continuaron hasta ayer; según parientes y trabajadores del negocio, la Policía también decomisó C$165,000.

“Ese dinero que se llevaron (la Policía) era de caja chica, parte de las ventas del negocio, aquí no hay droga, nosotros trabajamos de manera transparente, estamos legales con las facturas de importación y exportación de todos los materiales de la mercadería que se tiene. Mientras que ellos no trajeron orden de allanamiento”, se quejó Ana Morales, administradora del negocio.

Morales también comentó que las autoridades policiales les decomisaron las escrituras de los negocios de su patrón.

Los parientes de los detenidos señalaron que fueron golpeados por los agentes del orden, quienes exigían las llaves de los vehículos que estaban estacionados cerca del negocio allanado, “pero ni tan siquiera era de nosotros (el vehículo), ni sabíamos quién era el dueño”, señaló uno de los familiares.

 

Las autoridades policiales decomisaron las escrituras de los negocios de Isaías Antonio Blandón Cortez.