•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Tomado del Diario Extra

El nicaragüense Alí Urbina Marenco perdió la vida al recibir unos ocho impactos de bala;se presume que el crimen se produjo por ajuste de cuentas entre bandas de delincuentes de la zona.

Los hechos ocurrieron el lunes a las 11:00 pm,en Batán, Limón, en Costa Rica, cuando la víctima estaba junto a varios conocidos, en una esquina del barrio.

De acuerdo con testigos, dos personas a bordo de una motocicleta se acercaron y empezaron a disparar a mansalva; cuando Urbina cae al suelo, fue rematado por los pistoleros.

Aunque ya herido fue levantado y llevado en un vehículo particular hasta el hospital, falleció al ingresar.

Ajusticiado

Fuentes judiciales vinculadas a este crimen indican que todo se debió a un ajuste de cuentas, debido a que Urbina supuestamente mandó a matar a un muchacho de apellido Torres, el mes pasado, frente a una licorera. En ese tiempo se manejó que Torres fue el responsable de una balacera días antes en un bar, donde curiosamente resultó herido Urbina.

La oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial, OIJ, confirmó a este medio que Urbina tenía cuentas pendientes por el delito de tentativas de homicidio, ocurridas entre los años 2011 y 2013.