•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una discusión al calor de los tragos provocó que madre e hijo protagonizaran una trifulca, al punto de llegar a los golpes, y en un acto de defensa la progenitora tomó un cuchillo de nueve centímetros y le asestó una estocada en el corazón a su vástago.

El parricidio ocurrió la madrugada de este martes 19 de agosto y aún tiene conmocionados a los habitantes del barrio La Bolsa, de Masaya.

La detenida es María Isabel Martínez Ampié, de 47 años, y la víctima, José Estrada Martínez, de 25, quien expiró al ingresar al hospital “Humberto Alvarado”.

El teniente Carlos Pichardo, vocero del Benemérito Cuerpo de Bomberos en esta ciudad, informó que una mujer que no quiso identificarse llegó a eso de la 1:20 a.m. a solicitar los servicios de la institución.

“Al llegar al lugar se encontró al joven Estrada Martínez boca abajo, en medio de un charco de sangre con una herida en la parte izquierda de la tetilla; como aún estaba con vida, lo estabilizamos y lo trasladamos al hospital, donde lamentablemente falleció”, manifestó Pichardo.

Alcohol

Un familiar que pidió el anonimato aseguró que María Isabel llegó a traer a su hijo para tomarse unos tragos, por lo que la abuela materna les advirtió que no regresaran noche, a lo que hicieron caso omiso.

“Parece que discutían porque José fue asaltado y al llegar a la casa este corrió a la mamá. La discusión subió de tono, fue cuando el resto de familiares se levantaron a ver qué ocurría y se encontraron con la desgracia”, comentó el pariente.

“Las investigaciones determinan que el joven, en estado de ebriedad, discutió con su mamá, le gritó improperios, palabras obscenas y ofensas, quiso agredirla, pero ella se defendió y le dio un puñetazo; luego José toma el cuchillo y grita que la va a matar, fue cuando doña María Isabel buscó cómo defenderse y lamentablemente concluyó con la tragedia”, informó el comisionado Marlon Sevilla, jefe policial en Masaya.

“A pesar de que estamos haciendo grandes esfuerzos por rescatar los valores, la gente no toma conciencia y ocurren estos tipos de casos, debido al alcohol, la violencia y la falta de valores”, concluyó el jefe policial.

 

El Nuevo Diario intentó conocer la versión de los familiares, pero una allegada a la familia pidió respetar el dolor de la abuela materna, única testigo de la tragedia.