Orlando Barrios
  •   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con una toalla blanca cubriéndole el rostro, llegó María Isabel Martínez Ampié, de 47 años, al Juzgado de Audiencia de Distrito Penal de Masaya, donde la Fiscalía la acusó por el delito de parricidio en perjuicio de su hijo Deganjar José Estrada Martínez, de 25 años, ocurrido la madrugada del martes último.

La jueza Claudia Munguía decretó prisión preventiva contra Martínez y la remitió a valoración médica. La audiencia inicial está prevista para el 27 de agosto.

En la relación de hechos, señalan que la víctima llegó agresiva a la vivienda de la progenitora para continuar la discusión que sostenía con su novia, María Belén Gutiérrez.

“La pareja empezó a discutir dentro de la casa de la acusada y ante tal actitud de su hijo, María Isabel intervino en la discusión, pero él la empujó para agredir a la novia, tomó un cuchillo de 32 centímetros e intentaba agredir a María Belén, quien corrió hacia la calle para resguardar su vida”, dijo la fiscal Eveling Quintanilla

“La acusada tomó el cuchillo para esconderlo de su hijo y se fue al cuarto para regañarlo, pero el joven se le ‘cuadró’, por lo que esta le reclamó, del porqué la iba a agredir; fue en el forcejeo que la acusada le dio la estocada a la víctima que provocó la muerte”, agregó la fiscal.

El parricidio se dio de la pulpería “Alfaro”, una cuadra al este, 25 varas al sur, en el barrio La Bolsa.

Por su parte, el abogado defensor, Marvin Chávez, pidió a la jueza que María Isabel fuese valorada por el forense, debido al estado en que se encuentra.