José María Centeno
  • |
  • |
  • END

NUEVA GUINEA
Juan Cirilo López, de 38 años, comerciante de queso y habitante de la Comarca Buena Vista, de la Colonia San Pablo, en este municipio, fue visitado al amanecer, en su vivienda, pero no para darle los buenos días, sino para quitarle su dinero y también la vida.

Según el informe policial, a las cinco de la mañana golpearon la puerta de la casa de López, quien pensó que le visitaba alguna amistad.

Acudió a abrir y lo primero que encontró fue a varios sujetos con armas cortas, quienes lo encañonaron y le pidieron que les entregara al dinero que poseía o lo mataban.

El comerciante quesero se opuso a la exigencia de los asaltantes, por lo que forcejeó con ellos. Pero los delincuentes no estaban dispuestos a marcharse con las manos vacías, y le realizaron dos disparos al pecho, los que le privaron de la vida de forma instantánea.

Autoridades de la Policía de Nueva Guinea desconocen el monto de lo robado y la identidad de los autores, pero prometieron dar más detalles, una vez que concluyan las investigaciones.

Una guardia operativa, con apoyo del Ejército, se moviliza en el lugar de los hechos, en persecución a los delincuentes.

La comunidad de Buena Vista, al igual que la familia de la víctima, se encuentran consternadas por al alto índice de inseguridad que reina en estas comunidades rurales de Nueva Guinea.